14 Ene 2016 07:35 AM

Pedir útiles inútiles implicará sanción de $128 millones o cierre del colegio

Gina Parody, ministra de Educación, también dijo que los colegios deben pedir los mismos libros durante tres años, de manera que se lo puedan rotar entre hermanos.

Gina Parody, ministra de Educación, entregó en LA F.m. más detalles

 
 
Un llamado a los colegios privados para que se limiten a pedir a estudiantes los útiles escolares estrictamente necesarios que les permita cursar sin contratiempo el año escolar, hizo la ministra de educación Gina Parody. La funcionaria recordó que "los útiles deben estar orientados directamente a apoyar el proceso educativo y en ningún momento pueden convertirse en una carga desproporcionada para los padres de familia, ni reemplazar los gastos de funcionamiento en la institución.
 
La jefe de la cartera educativa advirtió a los padres de familia para que estén atentos a la información emitida desde el Ministerio de Educación contenida en la circular 01 de 2016 en relación con los materiales educativos que los colegios pueden pedir.
 
En tal sentido los colegios debieron haber entregado las listas de útiles, uniformes y textos para el año 2016, de modo que cada familia haya podido presupuestar oportunamente sus gastos. Cabe recordar que la lista de útiles debió ser aprobada por el Consejo Directivo de la institución -órgano en el cual participan padres de familia, estudiantes y exalumnos-, y debe incluir el calendario de uso de los materiales para que los adquieran a medida que se vayan necesitando.
 
"Queremos ser claros en que los materiales que se pidan deben estar estrictamente orientados a apoyar el proceso educativo. Por ejemplo, si el colegio pide resmas de papel, la familia las guarda en la casa y los estudiantes las van usando en la medida que avance la actividad", recordó la Ministra Gina Parody.
 
Los colegios deben mantener los mismos textos para cada área y grado por lo menos tres años, de manera que puedan intercambiarse, o ser usados por los hermanos más pequeños. En cuanto a los uniformes, el colegio no puede exigir más de un uniforme para uso diario y otro para educación física.
 
La ministra de educación fue enfática al señalar que si a una niña, niño o joven la falta el uniforme por razones económicas, el colegio no podrá privar al estudiante de participar en las actividades académicas. Agregó que las instituciones sólo pueden vender materiales educativos cuando éstos no se puedan adquirir en el mercado.
 
"Mucho cuidado con esto, los establecimientos educativos no pueden exigir materiales de una marca o proveedor específico. Los padres podrán adquirirlos como y donde más se adecúe a su presupuesto", puntualizó la Ministra quien a su vez invitó a los padres de familia a denunciar cualquier anomalía ante las secretarías de educación o a través del correo electrónico utilesinutiles@mineducacion.gov.co.
 
Gina Parody advirtió que quienes incumplan esta disposición podrían recibir sanciones que van desde multas económicas (32 millones de pesos hasta los 128 millones de pesos), previa comprobación de los hechos, y en caso de reincidencia se dispondrá del cierre definitivo del colegio.
Fuente
Sistema Integrado Digital