La denuncia fue hecha por la Organización de Defensa del Paciente
La denuncia fue hecha por la Organización de Defensa del Paciente
Imagen de referencia de Ingimage
7 Jun 2018 08:34 AM

Paciente con cáncer avanzado denuncia que EPS no autoriza tratamiento en Bogotá

María Charris lleva dos meses suplicando por el servicio a la EPS Comfacor.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

María Charris de Castillo, oriunda de Aracataca, padece un cáncer uterino que ya hizo metástasis a tres órganos más y su vida corre peligro.

De acuerdo a los familiares de la mujer, hay una constante negativa de la EPS Comfacor que desde hace dos meses no autoriza el inicio urgente de un tratamiento en el Instituto de Cancerología de Bogotá.

Hace más de 2 meses la paciente viajó a Bogotá en busca de encontrar en la capital del país, un tratamiento mucho más asertivo de su cáncer, debido a que el tratamiento que le adelantaron en Barranquilla el año pasado, no fue satisfactorio. Pero en Bogotá el calvario se incrementó

Según la familia, la EPS Comfacor –con sede principal en Montería–, aunque autorizó la portabilidad para Bogotá, ahora argumenta la no existencia de convenios con ninguna entidad prestadora de salud en la capital y eso ha entorpecido la atención a la paciente.

Robinson Castillo, hijo de la paciente, dijo que la EPS Comfacor no autoriza el suministro de quimioterapias paliátivas de alto riesgo. Estos procedimientos deben tener ciclos de 21 días, y deben ir para evitar el cáncer que padece siga afectando otros órganos. No obstante, la paciente no ha recibido la primera quimioterapia desde que el tumor reapareció y se extendió a otras partes del cuerpo.

Hace un par de semanas se radicó una acción de tutela contra la EPS Comfacor, en donde exigían el derecho a la salud, junto con las sesiones de quimioterapias que necesita. El juzgado 42 de Bogotá falló a favor de María Charris de Castillo y le ordenó a  suministrar el tratamiento integral de acuerdo con las órdenes de los médicos tratantes. Pero hasta el momento, sigue la negación de los servicios.

El Instituto Nacional de Cancerología explicó que cuando una entidad no tiene contrato, debe solicitar cotización para el tratamiento del paciente y consignar el valor correspondiente, pero la EPS Comfacor no ha cumplido con este proceso.

María Charris de Castillo, de 62 años de edad, afirmó que seguramente la EPS Comfacor está esperando su muerte para  autorizar un tratamiento que requiere con urgencia hace más de 2 meses.
 

Fuente
LA FM