Erradicación de cultivos ilícitos
El jefe de Estado admitió que en algunas zonas del país se ha incrementado la presencia de cultivos de coca.
Foto: Colprensa
27 Nov 2019 10:17 AM

ONU estudiará aumento de resiembra de cultivos ilícitos en Antioquia

Pese a la erradicación, Antioquia continúa siendo uno de los departamentos con más cultivos de cocaína.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

En enero de este año, en Antioquia había 13 mil hectáreas de cultivos ilícitos. Después de once meses de lucha contra la plantación, se han erradicado 21 mil hectáreas, según datos de la Gobernación. Sin embargo, el departamento sigue con una gran cantidad de cultivos, especialmente, en el Norte y Bajo Cauca.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, aseguró que la resiembra está desbordada, provocando un desgaste de las instituciones y pocos resultados en la lucha contra las drogas. Anunció que este fenómeno será estudiado por las Naciones Unidas, debido a su impacto mundial.

Más información: Minuto a minuto: nuevo paro en Colombia

"Antioquia se ha convertido en un caso de estudio mundial porque erradicamos y erradicamos, y los índices de siembra no avanzan significativamente.  Tuvimos una reunión con el director de Naciones Unidas para combatir la Droga y el Crimen y él dijo que el ejemplo de Antioquia lo va a llevar a una Asamblea de Naciones Unidas porque lo que está indicando es que tenemos que buscar estrategias diferentes. Resulta inaudito que seamos capaces de erradicar el doble y seguimos teniendo casi lo mismo", señaló.

El mandatario regional agregó que "hemos hecho más de lo que teníamos pensado. Un gobernante trabaja con las herramientas que tiene. Nuestros soldados y policías  han tomado el liderazgo en la erradicación".

Lea además: Vicepresidenta apoya aspersión sobre cultivos ilícitos en territorios indígenas

 

Pérez Gutiérrez reiteró su pedido al Gobierno Nacional de implementar otra estrategia que permita una lucha más efectiva contra los cultivos ilícitos, debido a que considera que las actuales son insuficientes. Por ejemplo, permitir el uso de helicópteros de alta precisión con glifosato, que descarguen el herbicida en la zona específica del cultivo,  sin afectar los sembrados de los campesinos.

Uno de los intentos fallidos fue adelantar fumigaciones con la ayuda de drones, los cuales resultaron ser muy lentos y poco efectivos. Por eso, la otra opción es recurrir a los helicópteros, aunque su funcionamiento es más costoso.