15 Jul 2016 03:54 PM

Multitudinaria despedida de joven que murió en Duitama (Boyacá)

La catedral de Duitama no fue suficiente para albergar a los boyacenses que asistieron a las exequias de Luis Orlando Saiz; los presente han pedido justicia.
Cientos de personas acompañaron las honras fúnebres de Luis Orlando Saiz, el joven que perdió la vida luego de recibir en su cráneo el impacto de una granada de gas lacrimógeno en medio de una protesta del paro camionero.
 
Debido a la cantidad de duitamenses que asistieron a la actividad religiosa, fue necesario habilitar los parlantes que dan a la plaza de Los Libertadores. Varios locales comerciales cerraron para que sus trabajadores asistieran al evento a manera de protesta contra el Estado y solidaridad con la familia, según confirmaron algunos ciudadanos que piden justicia por la actitud del Esmad de la Policía.
 
Camisetas de la Selección Colombia, bombas blancas, tres carro tanques del Ejército Nacional y banderas del país decoraban el centro del municipio.
 
Las exequias se realizaron aún con gran parte de las vías de Boyacá cerradas. Los familiares pidieron a las autoridades que no hicieran presencia en él lugar uniformados de la Policía Nacional.