Embarazada
Lisa runnels - Pixabay
12 Mar 2021 07:56 AM

Mujer y su bebé murieron, al parecer, por negligencia médica en Caldas

Los familiares denuncian que se aprovecharon del dolor de la familia para inducirlos a recibir el cuerpo sin dictamen de Medicina Legal.

En la Fiscalía General de la Nación, seccional Caldas, quedó radicada la denuncia contra una médica del Hospital San Vicente de Paul en el municipio de Aranzazu, norte de Caldas, por la muerte de Luz Janeth Bedoya Arias quien tenía 37 semanas de gestación.

De acuerdo a la versión de la familia, la mujer falleció debido a una reacción alérgica a la penicilina, medicamento que le suministraron sin obtener los resultados de las pruebas que darían cuenta de posibles alergias o de una presunta infección.

Le puede interesar: Abuelita es inyectada con una jeringa vacía durante vacunación en Santander

Los hechos que serán materia de investigación para las autoridades judiciales y  de salud en Caldas, ocurrieron el pasado 20 de febrero de 2021, cuando Luz Janeth ingresó por sus propios medios al hospital local a eso de las 10:30 de la noche, con dolores de parto y con ruptura de fuente.

La consulta, según la historia clínica, presentada por su familia residente en la vereda San Ignacio del norte de Caldas, evidenció que  se hizo efectiva a las 11:28 de la noche, en donde le notificaron que tenía que ser remitida al S.E.S Hospital de Caldas, para una atención más especializada, teniendo en cuenta que en este centro de Salud de Manizales, se tiene la mayor complejidad para maternas. 

El esposo de esta mujer de 38 años,  Javier de Jesús Carmona, dio a conocer que "la médica que había de turno, decide aplicarle una penicilina de 5 miligramos sin preguntar si ella es alérgica a algún medicamento”.

Denunció que el efecto fue una  alergia seguida de una  convulsión;  siente pesada su lengua, dificultad para respirar y fallece, debido a ese medicamento que le aplicaron.

Lea además: Es irresponsable estigmatizar una nacionalidad de hechos delictivos: embajador de Guaidó

Javier de Jesús agregó que la dosis de penicilina se la aplicaron a eso de las 11:40 de la noche, tiempo en el que varios médicos se concentraron en el caso de Luz Janeht para reanimarla, pues sus signos vitales se debilitaron hasta tal punto de no reaccionar a las dosis de adrenalina, que minutos después le suministraron para estabilizarla. 

"Salen y me dicen que mi esposa murió por causas naturales, y me dicen que si deseo reclamar el cuerpo o hacerle una necropsia para que Medicina Legal establezca las verdaderas causas de la muerte, pero me dijeron que no sabían cuántos días podía tardar el proceso con Medicina Legal, por eso con mis hijos dijimos que si era muerte natural, preferíamos reclamarla ya para darle cristiana sepultura", añadió Carmona Rivera. 

Reiteró el esposo de la víctima, que su familiar entró por sus propios medios, y que incluso firmó los documentos de remisión para lograr el traslado hasta un hospital de mayor nivel, con el objetivo de evitar contratiempos en el proceso, que pronto le permitiría tener entre sus brazos a su pequeña hija

"No sabemos por qué a ella le aplicaron ese medicamento, sin ni siquiera saber los resultados del examen, además ella estaba bien; cuando de un momento a otro, todo se complicó y vimos cómo empiezan a correr de un lado para otro diciendo "se nos complicó, se nos complicó", y la ambulancia quedó lista y prendida para la remisión, porque ella se murió, y no solo ella, sino también la bebé, porque no le hicieron la cirugía para sacar a la bebé, y a la que le pudieron salvar la vida" indicó.

A pesar de haber sido un embarazo de alto riesgo, por un bebé que había perdido hacía un año, el proceso actual según el registro de los controles que guardaba en una carpeta, delicadamente decorada por la propia madre, evidenciaba que no había contratiempos ni con Luz Janeth, ni mucho menos con el feto, que estaba ya desarrollado y listo para salir a la vida.

Lea también: Niños golpean a su mamá, una vendedora ambulante, en Armenia

Esta información la corroboró su concuñado el señor Nolberto Agudelo Muñoz, quien además denunció que se aprovecharon del dolor que padecía en el momento la familia, para inducirlos a recibir el cuerpo sin un análisis previo del Instituto de Medicina Legal.

"En el momento no nos dimos cuenta de la grave situación, porque en lo único que pensamos era en tenerlas a las dos para despedirlas con la eucaristía, porque nos decían que se demoraban hasta siete días. Una vez leímos la historia clínica vimos las irregularidades y por eso decidimos poner una denuncia" dijo el concuñado de la víctima.

Este proceso legal lo llevará la firma de abogados PROTHEGE Soluciones Jurídicas S.A.S, en la ciudad de Manizales, que en esta oportunidad a través del profesional Nicolás Llanos Montoya, explicó que se adelantó el trámite ante la Fiscalía General de la Nación, por los delitos de homicidio y lesiones al feto.

"En este caso se dan tres irregularidades graves:  primero la falta de resultados de alergias para poderle suministrar un medicamento como penicilina, lo que desencadena en su muerte. Segundo, tras no lograr su reanimación, tampoco la desembarazan para salvar el feto, y tercero, un engaño a sus familiares para evitar la necropsia que pudiera revelar  las verdaderas causas" dijo el abogado.

Entre tanto, la gerente del Hospital San Vicente de Paul de Aranzazu, Mónica Jaramillo, explicó que toda muerte en el centro médico duele, motivo por el cual se solidarizó con la familia, y agregó que el caso es objeto de análisis para los profesionales de salud y las autoridades competentes, por lo que  en las próximas horas, dará a conocer una información más técnica de  lo que ocurrió con esta paciente y su hija.