15 Dic 2015 08:45 PM

Militares y Policía no pueden ser equiparados a la guerrilla: Santos

Dijo que el acuerdo sobre justicia permitirá crear un régimen especial para que los miembros de la FFPP sean juzgados de forma similar pero no igual a las Farc.
El presidente Juan Manuel Santos se dirigió al país, y lo hizo para explicar lo que se anunciaba desde La Habana: el acuerdo logrado en el punto de víctimas de la agenda de negociación de paz establecida entre el Gobierno y las Farc.
 
Lo primero que reiteró el presidente Juan Manuel Santos es que cumplirá con su promesa: los 6 meses fijados como tiempo límite para ponerle un punto final al conflicto armado, contados a partir del pasado 23 de septiembre, será una realidad.
 
A más tardar el 23 de marzo del próximo año. ¡En menos de cuatro meses!”, aseguró el Jefe de Estado durante la alocución presidencial.
 
Santos también aseguró que no se pondrá en juego ni se negociará en Cuba el sistema político o económico, ni mucho menos el futuro de la Fuerza Pública. Incluso hizo un importante anuncio que aclara que ni militares ni policías estarán sometidos bajo el mismo régimen jurisdiccional establecido para los exguerrilleros.
 
Yo les prometí que cualquier beneficio que se les diera a las Farc, se les daría también a los miembros de nuestra fuerza pública. También dije que sería un tratamiento diferenciado pero no más severo. La jurisdicción especial para la paz se podrá aplicar de manera simultánea, pero los agentes del Estado no pueden ser equiparados a la guerrilla. Y no lo son. Se va a aplicar el Derecho Internacional Humanitario que rige los conflictos armados, y eso quiere decir que los militares pueden pedir revisión de sus sentencias y procesos. Es decir no se volverá a cometer la injusticia de ver a los guerrilleros libres y a los militares presos”, dijo el primer mandatario.
 
El Jefe de Estado también garantizó a las millones de víctimas del conflicto armado, incluyendo las más de 500 mil reparadas, que tendrán derecho a la verdad. A conocer qué pasó con sus familiares y aseguró que no habrá impunidad.
 
Por eso la piedra angular de este acuerdo es el pacto de que NO habrá amnistía para los crímenes de lesa humanidad, los graves crímenes de guerra, el genocidio… y, en general, las graves violaciones a los derechos humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario, como el secuestro, las ejecuciones extrajudiciales, la desaparición y el desplazamiento forzados, la tortura, la violencia sexual o el reclutamiento forzado de menores”, añadió.
 
Recordó que las Farc se comprometieron a contribuir a la reparación material de las víctimas en el punto anunciado por el gobierno.  
 
Todos ¡todos! los que tienen responsabilidad por las víctimas del conflicto y causaron daño deben cumplir con su obligación de reparar”, agregó Santos.
 
El presidente también hizo referencia al cese bilateral de hostilidades que había propuesto que iniciará justamente este 16 de diciembre. Faltan algunos puntos para poder decretarlo.
 
También trabajamos en alcanzar, lo más pronto posible, un cese al fuego bilateral y definitivo, pues las condiciones están dadas para que cese la confrontación y nos dediquemos únicamente a culminar los acuerdos”, enfatizó el presidente.
 
Santos aseguró que su compromiso sigue siendo con los colombianos al reiterar que todo lo que se acuerde con la guerrilla será votado en las urnas.
 
Antes de pedirles que se pronuncien, nos vamos a encargar de que todos tengan acceso a los puntos acordados, que los conozcan, que los debatan, que los entiendan”, reiteró Santos.
 
Santos, finalmente, hizo un llamado al país para que luche por una paz amplia, sin odios y sin rencores. Dijo que a Colombia ya le llegó la hora de la paz.
Fuente
Sistema Integrado Digital