Recientemente, un vagón del Metro de Medellín fue pintado con un graffiti.
Recientemente, un vagón del Metro de Medellín fue pintado con un graffiti.
Foto: Metro de Medellín
29 Mayo 2020 01:47 PM

Metro de Medellín está al 2% de alcanzar límite de capacidad, en horas pico

El pedido es escalonar los turnos ante la reactivación de nuevos sectores económicos.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

El Metro de Medellín está operando al 33% de su capacidad en la línea A, en el trayecto Norte-Sur, entre las 6 y las 7 de la mañana, hora pico. Así las cosas, el sistema está a 2 puntos de alcanzar el límite de la capacidad que permite el Gobierno Nacional que es del 35%. En ese momento, se tendría que restringir el ingreso de los pasajeros.

Lea aquí: Brote de coronavirus en hogar geriátrico en Atlántico

Antes de la pandemia, el Metro movilizaba un millón de usuarios diarios, mientras que ahora la cifra es de 448 mil. Sin embargo, la cifra  aumentará a partir del lunes, cuando se reactivarán otros sectores económicos.

El gerente regional de la Andi, Alejandro Olaya, reiteró su pedido a los empresarios a que sean “creativos” en los horarios para descongestionar el sistema.

"No tener a todo el mundo ingresando entre 7 y 8 de la mañana, que es cuando estamos teniendo la mayor congestión.  Nuestro llamado a las personas es utilizar medios alternativos como la motocicleta, la bicicleta y el vehículo particular compartido", señaló.

Más información: Vuelos nacionales y transporte intermunicipal se reactivarían antes de septiembre

La línea A del Metro en la dirección Niquía-La Estrella es la de mayor afluencia, debido a que muchos usuarios viven en el Norte del Valle de Aburrá, pero trabajan en los municipios del Sur. Mientras que el Metrocable La Sierra tiene el menor flujo con 3.200 pasajeros diarios.

El protocolo de bioseguridad del Metro incluye que los pasajeros tienen que usar el tapabocas, presentar el carné o la carta laboral que acredite que está dentro de las excepciones del Gobierno, y seguir unas huellas  que hay en las plataformas, en los vagones y en los buses, para mantener el distanciamiento social.