mariaangelaholguin.jpg
María Ángela Holguín, canciller colombiana, en la OEA, en Washington (Estados Unidos) / Foto de Cancillería suministrada a LA FM
20 Abr 2018 06:37 AM

María Ángela Holguín: detrás de alias Guacho está una poderosa organización criminal

La canciller colombiana intervino en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos.
La
Fm

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, pidió el apoyo de la región en los esfuerzos de su país y Ecuador para afrontar la situación de violencia en la frontera común, durante una visita a la Organización de Estados Americanos (OEA). "Es muy bueno que la región conozca de primera mano la situación en la frontera, los esfuerzos que estamos haciendo para luchar contra el narcotráfico", dijo Holguín a los periodistas a su llegada a la OEA.

"Esta es una lucha que no solo la podemos dar Ecuador y Colombia, sino toda la región", porque detrás de la disidencia de las Farc "están los carteles del narcotráfico", añadió. Holguín y la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, acudieron este viernes al Consejo Permanente de la OEA, con sede en Washington, para informar sobre la violencia en la frontera común, en una reunión convocada a petición de Ecuador.

La zona es escenario de un momento de particular tensión, después de varios atentados atribuidos a un grupo disidente de las Farc liderado por Walter Patricio Arizala, alias "Guacho". Las autoridades de ambas naciones señalan también al mismo grupo armado, con ramificaciones con el narcotráfico, como autor del secuestro y asesinato de tres trabajadores del diario El Comercio y el secuestro de dos civiles ecuatorianos.

En medio de esa situación, Ecuador anunció que deja se ser garante del proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN hasta que la guerrilla cese sus "actividades terroristas". Preguntada por si está frustrada con el Gobierno ecuatoriano, Holguín insistió en que su país comprende "las razones" de Quito para desvincularse de las conversaciones.

"Pero seguimos empeñados en lograr la paz completa en el país, en este intento de hacer la paz con el ELN. Hay varios ofrecimientos y se tomará una decisión en los próximos días por parte de la administración" sobre un nuevo país anfitrión de las conversaciones, reiteró Holguín.

"Creo que la ciudadanía ecuatoriana está, con toda la razón, aterrada, sorprendida con el alcance de estas bandas criminales, que esta reclamándole al Gobierno seguridad y sienten que los diálogos no reflejan la tranquilidad que ellos quieren", aseguró.

"Pero comprendemos al Ecuador, hemos vivido 50 años de guerra, de terrorismo, de narcoterrorismo, bastante solos durante mucho tiempo, y creo que está empezando a darse cuenta la región de lo que es esto y de que tenemos que estar unidos", subrayó la canciller.

Esta es la declaración completa de la canciller María Angela Holguín en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos - OEA

Un saludo muy especial a la Ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del Ecuador, María Fernanda Espinosa; al señor Secretario General de la OEA, Luis Almagro; al Secretario adjunto, a todos los Embajadores aquí presentes, y a los representantes de países Observadores.

Quiero, primero que todo, extenderle, nuevamente al Ecuador, las condolencias por los asesinatos ocurridos en las últimas semanas y expresarle que para Colombia son como propios.

Nuestro gobierno comparte plenamente el dolor del Presidente Moreno y de los ecuatorianos por los trágicos hechos acontecidos en el pasado reciente y el vil asesinato de los periodistas del Diario El Comercio, así como los cuatro infantes de marina asesinados y el secuestro de dos ecuatorianos por parte de la estructura criminal que encabeza alias “Guacho” que opera en la frontera-ecuatoriana. Y expresamos un saludo de corazón y con el alma partida a las familias de estos tres miembros del Diario El Comercio y a las familias de los infantes de marina.

Nosotros que hemos vivido este conflicto por más de 50 años, y donde sabemos en dolor de la víctimas, porque este proceso que hemos hecho, este proceso de paz con las Farc, en estos cinco años hemos visto el verdadero dolor de estas personas, de las personas que sufren el conflicto a las que les ha tocado sus familiares, sus hermanos, sus padres, sus hijos, y sabemos que es la parte más injusta de este conflicto, ese dolor permanente, y por eso, en el proceso de paz hemos puesto siempre a las víctimas como centro del conflicto. En eso quiero hacerle llegar mis más sentidas condolencias a las familias de Paúl, Javier y Efraín, y a las familias de los cuatro infantes de marina.

Y aquí quiero también manera urgente hacer un llamado de a los responsables para hacer entrega de los cuerpos a los familiares. Es un imperativo humanitario que ellos devuelvan los cuerpos para que estén con sus familias. Colombia continuará brindando toda la colaboración a las labores desplegadas por la Cruz Roja para dicho propósito.

Durante décadas Colombia ha tenido que afrontar la violencia y la barbarie del terrorismo y del narcotráfico. Nuestra nación ha aprendido que nunca hay que ceder, nunca hay que ceder ante el chantaje de los terroristas. Afortunadamente, el Ecuador, hasta el momento, no había tenido que sufrir esta dolorosa experiencia, y lo que le está pasando hoy nos duele profundamente. El terrorismo no tiene fronteras.

El narcotráfico no tiene fronteras. Por eso es tan importante trabajar unidos, por eso es tan importante la cooperación, por eso es tan importante que nos encuentren fuertes, que nos encuentren unidos en esta lucha y nunca mostrar ningún tipo de debilidad ni de rompimiento en la relación entre los países. Por ello, el Presidente Santos ha reiterado y sigue reiterando la disposición del gobierno colombiano de colaborando más que nunca, más que nunca, con el gobierno ecuatoriano en todo lo que esté a su alcance para que se haga justicia por estos crímenes.

No es un secreto que detrás de este asesino de alias Guacho, está una poderosa organización criminal dedicada al narcotráfico con una estructura conformada por hombres de ambos lados de la frontera que actualmente buscan generar terror porque están viéndose amenazado y viendo amenazado ese lucrativo negocio por cuenta del despliegue militar, de las operaciones de inteligencia y las incautaciones que se han realizado en países de la frontera.

La respuesta conjunta no se ha hecho esperar. Nuestros mecanismos binacionales de diálogo -como lo ha expresado la Canciller María Fernanda Espinosa- y de coordinación al más alto nivel, incluyendo ministros, están trabajando con toda la celeridad y firmeza, a nivel técnico y político para doblegar la estructura criminal que está detrás de estos crímenes.

Para la lucha contra las estructuras criminales que operan en la frontera con Ecuador, el gobierno de Colombia ha dispuesto:

El despliegue de 12.000 soldados y policías con puesto de mando en el municipio de Tumaco en las campañas llamadas Atlas y Perseo.

Para el resto de la zona fronteriza, en la frontera con Ecuador, hay 57.000 miembros de las fuerzas armadas en la Operación llamada Zeus. Tenemos grupos élite desplegados en toda la frontera para apoyar con inteligencia las operaciones militares y policiales con plena coordinación binacional, la cual produjo por ejemplo la captura, hace unos días, de alias Brayan, segundo de esta estructura criminal.

Hemos adelantado igualmente operaciones coordinadas de interdicción contra las drogas como la operación Orión y se ha desplegado la más grande operación de erradicación y sustitución de cultivos ilícitos en la zona.

Hemos adelantado importantes labores de coordinación para lograr la ubicación y captura de los responsables de este delito.

Pero aquí yo creo que hemos demostrado que la única manera, y repito, la única manera que podemos acabar con estas estructuras es trabajando unidos y trabajando mancomunadamente de la mano en inteligencia, que es tal vez lo más importante que hay en esta lucha, y en coordinación las Fuerzas Militares y Policiales.

Lo hemos dicho y lo reitero hoy, seguiremos al lado de Ecuador, combatiendo firmemente, con toda la contundencia; no vamos a desfallecer en esto. Esta estructura criminal será desmantelada; por más poderosa que sea, jamás será superior a la institucionalidad.

En los últimos años, y gracias al impulso y coordinación de los Gabinetes Binacionales que hemos tenido con Ecuador, nos hemos enfocado en potenciar el desarrollo y el bienestar integral para todas las poblaciones fronterizas.

Sabemos que esto es una apuesta a mediano y largo plazo y que en última instancia es la que garantizará que la delincuencia y el crimen no prosperen en la zona.

Pusimos en marcha un fondo para el desarrollo binacional desde el año 2013 con algunas demoras, desafortunadamente, pero que estará pronto en funcionamiento.

Sin embargo, en nuestro esfuerzo no desconocemos que el narcotráfico y el crimen organizado son fenómenos complejos, pues implican a múltiples actores, recursos e intereses que permean las fronteras, con una gran capacidad económica derivada del narcotráfico.

Por esta razón, fortalecer la institucionalidad de la fuerza pública y de la policía para responderle a estas estructuras es primordial. Acá no podemos dejar ni un solo espacio a la debilidad ni ningún tipo de espacio a encontrar fracturas, ni a encontrar lo que los criminales finalmente buscan, que es el miedo a confrontarlos.

La naturaleza de este fenómeno exige una respuesta también integral, en múltiples frentes y a diferentes niveles. Derrotar el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia organizada transnacional es una tarea que no podemos asumir solos Ecuador y Colombia, como Colombia no la pudo asumir solo ella durante tantos años. Necesitamos enfrentar el problema mundial del tráfico de drogas unidos el hemisférico total y completamente comprometido.

Colombia lo ha tenido que vivir a lo largo de su historia y cuenta con valiosas experiencias y capacidades que hoy las tenemos al servicio del mundo y en este momento están desplegadas en el sur del país.

Extendemos un llamado especial a la región para que se sume con contundencia a este desafío. Lo que suceda en Colombia y en nuestras fronteras es de relevancia estratégica para la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en todo el continente, y también a nivel global.

Reiteramos la importancia que tiene para Colombia la relación con Ecuador. Destacamos la excelente comunicación y cooperación que hoy existe y esperamos que continúen en la misma línea.

El Gobierno colombiano no desfallecerá en la búsqueda de la paz, la cual, como bien lo dice el Presidente Lenín Moreno, no solamente es la paz de Colombia, sino es la paz de la región.

Y aquí los invito a que trabajemos juntos en un tema que es primordial en esta lucha contra el narcotráfico, y es la interdicción marítima. Todos tenemos que trabajar unidos en el tema fundamental de la interdicción. Lo que hay y lo que vemos hasta el momento es que los esfuerzos que hacen Colombia, Ecuador y Panamá, por ejemplo, en la lucha contra la interdicción es casi el 80% del total de la interdicción que se hace. En esto le hacemos un llamado a los países de Centroamérica, a México, a EE.UU., que trabajemos juntos en la interdicción. La única manera de que estos delincuentes y estas estructuras frenen, es que se les frene la posibilidad de entrar a los mercados.

Todos nuestros países deben recorrer con firmeza la senda sin retorno que conduzca a derrotar a los criminales del terror y del narcotráfico. Nuestros Gobiernos y jefes de Estado han sido claros. Y hoy lo reitero: o estos criminales se someten a la justicia con las garantías de ley o tendrán sus días contados. Los criminales jamás podrán superar la contundencia de la fuerza legítima de los Estados, que no dudaremos en aplicar.