padre-violador-805x500-1.jpg
Suministrada a LA FM
16 Mar 2017 09:03 AM

Madre de niño violado por sacerdote en Antioquia: El padre seguía predicando y dando la comunión

La Diócesis de Santa Rosa de Osos separó provisionalmente al sacerdote.
La
Fm

Agradecida por el apoyo ciudadano que ha recibido en su caso, la madre del niño que fue violado en el 2007 por un sacerdote de la Iglesia Católica, invitó a que las madres de otros menores abusados no sientan temor al momento de denunciar. Además, hizo un llamado a rodearse en familia cuando ocurren este tipo de delitos.

En diálogo con LA FM, la mujer celebró que la Diócesis de Santa Rosa de Osos haya retirado provisionalmente del cargo al sacerdote Hernando de Jesús Zabala, quien pagó una condena de 70 meses de prisión en la cárcel Bellavista de Medellín por el abuso del menor, quien en ese entonces tenía tan solo cinco años de edad.

"Le doy gracias a todos los medios por estar con nosotros en estos momentos, ojalá esto que nos está pasando le sirva a muchas personas para que no se queden calladas y hablen, no es justo que este padre siguiera ejerciendo como si nada, se mostraba como un siervo de Dios, mi hermana lo vio predicando y dando la comunión como si nada".

Aunque está optimista porque el caso ya llegó a la Sagrada Congregación de la Fe en Roma, la madre del menor espera que el religioso no pueda volver a ofrecer misas ni mucho menos a predicar. Agregó que su hijo, que actualmente tiene 16 años, cursa cuarto grado de primaria y tiene muchos problemas psicológicos.

"Quedaron muchas secuelas, mi niño va a cumplir 16 años y está en cuarto grado de primaria, no pasa de ahí. Él es muy solo, mantiene encerrado, no se comunica con las amistades".

La comunidad de San Andrés de Cuerquia se unió a la petición de la madre del niño y esperan que la Diócesis de Santa Rosa de Osos deje claro por qué reintegró a un sacerdote que pagó una condena por abuso sexual a un menor de edad. Hoy se reunirán el obispo de Santa Rosa de Osos y el Párroco de San Andrés de Cuerquia para definir el futuro del religioso implicado.