Salud.jpg
Ingimage (Referencia).
29 Mar 2017 01:17 AM

Los efectos colaterales del Cartel de la Hemofilia de Córdoba

Las 7 principales clínicas de Córdoba manifestaron su preocupación por una alta cartera morosa con la Secretaría de salud.
La
Fm

En junio de 2016, el Ministerio de Hacienda ordenó la suspensión de giros de recursos de la salud de Córdoba, luego del desfalco desvelado por la Contraloría General de la República conocido como el 'Cartel de la Hemofilia'.c

Cmo consecuencia de la congelación de esos dineros, las principales clínicas y hospitales del departamento dejaron de recibir pagos por los servicios No POS, ahora alertan que su cartera morosa llega hasta los 300 mil millones de pesos.

“Tras la congelación de los recursos por el escándalo que todos conocemos, llevaron a las clínicas a un déficit, y lo otro el tema del recobro No POS desde el año 2015 tampoco se ha podido hacer porque no reciben las facturas porque no está funcionando, y no reciben los recursos para pagar las vigencias anteriores y las actuales. Nos están debiendo millonarios recursos” sostuvo Manuel González, gerente de la Clínica IMAT Oncomedica y vocero de las IPS.

El gerente González explica que durante el 2013 hasta 2015, las IPS de Montería atendieron los casos de hemofilia y no las entidades especializadas correspondientes, eso permitió que la Secretaría de Salud de Córdoba usará los recursos del Sistema General de Participación en las clínicas y hospitales para pagar esos servicios No POS.

Sin embargo, con la alerta de la Contraloría General de la República, por el desfalco de 45 mil millones de pesos, el Ministerio de Hacienda frenó el giro hasta que se optimizará su manejo.

Además de las deudas que les quedaron tras la liquidación de las EPS Caprecom y Salucoop, y salida de Cafesalud del departamento, a los principales gerentes de las clínicas también les preocupa una supuesta liquidación de Comfacor, tras la intervención por parte de la Superintendencia de Salud, porque quedarían 350 mil personas sin atención y las IPS quedarían con una deuda adicional de 100 mil millones de pesos más.

En caso de confirmarse la liquidación de Comfacor, las clínicas y hospitales del departamento habría un paro o cese de actividades porque aseguran que la situación se ha vuelto insostenible, “lo de Comfacor es la estocada final para las instituciones”