Olvidada está construcción de la sede de la Universidad Nacional en Tumaco
Los materiales de construcción están tirados sobre el césped en bolsas negras.
La FM - Fuente anónima
1 Dic 2021 09:35 AM

La obra de la Universidad Nacional que lleva tres años en incumplimientos

El contrato para la construcción de la sede Tumaco se venció en septiembre pasado. La empresa Miroal incumplió y solo existe un render.
Santiago Ángel
Santiago
Ángel
@santiagoangelp

La Universidad Nacional de Colombia firmó un contrato en diciembre de 2017 para la construcción de un proyecto de sede que tenía la idea de cambiarle la cara a una de las regiones más golpeadas del país. Tumaco tiene alrededor de 20.000 hectáreas de coca y se encuentra en una zona en la que se combaten varios sub grupos de las disidencias de las Farc, el ELN y nuevos paramilitares.

El contrato se firmó por $ 21.768.055 con un plazo de 15 meses. Aunque la obra en su totalidad debía ser entregada en 2019, luego de tres años el avance es solo del 21 %.

En el terreno destinado para la obra aparecen bloques de cemento amontonados, arena y materiales de construcción tirados sobre el césped en bolsas negras. También hay varillas de acero sobre las que los estudiantes piden respuestas porque aseguran que se pudieron haber dañado por estar expuestas durante tanto tiempo al clima difícil de Tumaco.

Para este proyecto la embajada de Holanda aportó 12 millones de dólares y la Universidad también hizo una apropiación de recursos.

La empresa con la que se firmó el contrato es la firma Miroal Ingeniería SAS, que se dedica al sector de la construcción de hoteles y otras obras de infraestructura. Su gerente es Luz Betty Rodríguez Álvarez y su representante legal es Luis Fernando Montalvo Rubio. En este momento, luego de tres años de cumplido el plazo para entregar la sede inexistente, el contrato venció el pasado 23 de septiembre y ahora se encuentra en etapa de liquidación.

La FM había publicado una alerta en 2019 sobre la posibilidad de que la obra se convirtiera en un elefante blanco por los incumplimientos en los plazos. Luego de más de dos años, las imágenes de octubre de este año que conoció esta emisora en exclusiva, demuestran que el avance es nulo y que los estudiantes tendrán que seguir usando los containers con algunas averías en donde han tenido que ver clases esperando con paciencia la obra que les prometieron.

De acuerdo a una respuesta oficial de la Universidad, hasta ahora solo se entregaron al contratista 10.800 millones de pesos desde 2017. Los otros recursos, alrededor de 20.000 millones se encuentran en las arcas de la institución educativa protegidos y esperando que la obra avance, ahora con otro contratista por definir, para ser desembolsados.

Los jóvenes de la Universidad se quejaron a través de La FM de lo que llamaron una “negligencia” y le pidieron respuestas urgentes a la rectora Dolly Montoya.

“En este momento de la obra es incierto y deprimente. De los cuatro bloques que componen la fase 1 del contrato, hoy solo se ha construido la cimentación de los cuatro bloques una placa de piso y algunas columnas. Cuatro años en esta negligencia y detrimento por lo que es importante conocer qué papel jugó la interventoría. Es indignante ver que hay acero de refuerzo que fue desmontado después de que ya estaban instalados y casi estando listos para ser fundidos. Ese acero está deteriorado y podría dejar de ser un acero óptimo. Esto podría generar sobre costos y demoras para el proyecto”, dijo uno de los jóvenes.

“En estos tres años se evidencia la pésima gestión y la falta de interés de concluir en buenos términos el proyecto que aportaría inmensamente al desarrollo de la región”, agregó.

Otra estudiante le pidió a los directivos respuestas y claridad frente a lo ocurrido. “Queremos saber por qué la obra no avanza, cuáles son los pasos a seguir, si el contratista finalizó el pasado mes de septiembre sin haber cumplido lo pactado”.

Este medio le preguntó directamente a la Universidad con un cuestionario puntual que fue respondido por Amanda Lucía Mora Martínez, directora de la sede Tumaco. La empresa Miroal también fue consultada a través de correo electrónico pero sus funcionarios no respondieron ninguna pregunta.

Este viernes las autoridades de la Universidad se reúnen con los jóvenes de Tumaco que siguen estudiando en condiciones inadecuadas y se preguntan por qué el contratista incumplió y por qué de la sede prometida, solo existe un render virtual.

Estas son las respuestas de la Universidad:

¿Cuál es la etapa exacta de la obra y el porcentaje de cumplimiento?

El proyecto Tumaco Pacífico Campus-TPC- consta de 3 fases. La Fase I, esta asociada al contrato de obra civil número 14 de 2017. De acuerdo con el informe semanal gerencial  de la firma interventora de la obra civil, consorcio intereducactivo 2018, al 23 de septiembre de 2021 el avance físico de la construcción de la obra civil es 21,16% y el avance financiero de 34,99%.

¿Quién es el contratista actual? y ¿cuál es la situación con el contratista?

RTA// El contratista de obra civil de la Fase I del Proyecto Tumaco Pacífico Campus, es la firma Miroal Ingeniería S.A.S., seleccionada mediante invitación Pública en el año 2017.

El contrato finalizó por vencimiento de su plazo contractual, el 23 de septiembre de 2021, y en este momento se encuentra en etapa de liquidación.

¿Cuáles son las razones del retraso de la entrega?

RTA//  Desde el reinicio de la obra civil, el 1 de noviembre de 2019, la supervisión de la Universidad Nacional de Colombia instó al contratista de obra civil (Miroal Ingeniería S.A.S.), a través del firma interventora (Consorcio Intereducativo 2018), a ejecutar el cronograma de obra en el marco del plazo contractual establecido en el contrato 14 de 2017. No obstante, de acuerdo con los informes de la interventoría, durante el proceso constructivo se fueron presentando atrasos en el cronograma de obra establecido y finalmente, el contratista de obra civil adoptó posiciones unilaterales (por ejemplo: suspensión de actividades plenas entre el 27 de mayo y el 23 de agosto de 2021) que afectaron marcadamente el cumplimiento del cronograma. De tal manera que al 23 de septiembre de 2021, fecha de finalización del plazo del contrato en mención, la firma constructora no realizó la entrega total del alcance establecido.

Las instancias institucionales competentes están al tanto de lo ocurrido, a fin de que las circunstancias acaecidas se tengan en cuenta en el marco de la liquidación contractual que está en curso.

¿Hay sobre costos?

RTA// En el contrato No. 14 de 2017, no es dable hablar de sobrecostos.  El contrato se suscribió en diciembre de 2017 por un valor de $21.786.055.499, incluido IVA y esta inicio se firmó en mayo de 2018, mes en el cual se iniciaron las actividades de obra civil.  En diciembre de 2019  tuvo una adición presupuestal por un valor de $8.694.893.915, la cual está representada en nuevos ítems  correspondientes a las actividades necesarias para continuar con el proceso constructivo, a la luz de la Norma Colombiana de Sismo Resistencia NSR-10. Esto, está respaldado en estudios técnicos y presupuestales debidamente validados por las partes (Universidad, inteventoría y constructora).  En tal sentido, se puede predicar que, el contrato de obra civil no tiene precios sobredimensionados, ni al contratista se le ha pagado actividad alguna que no esté debidamente establecida en el contrato, por ende, la ejecución financiera del contrato en mención está justificada y respaldada presupuestalmente.   

El Contrato No.14 2017 por un valor total de $30.480.949.414, es financiado en el 100% con recursos de la Universidad Nacional de Colombia. Los pagos realizados al contratista durante el plazo contractual, por un valor total de $10.812.764.676, se realizaron según lo establecido en la cláusula de Forma de Pago, es decir, según los cortes de obra aprobados por la firma interventora y la supervisión de la Universidad Nacional de Colombia.  De acuerdo con el contrato, al contratista se le pagó contra avance de obra, que tal manera que los recursos correspondiente a las actividades de obra no ejecutadas se encuentran protegidos por la universidad.

En la Fase I se cuenta con aportes de cooperación internacional, del Reino de los Países bajos, para contratos conexos (Interventoría, Carpintería Madera, Carpintería Metálica, Urbanismo y exteriores, Equipos Mecánicos, Señalización, Dotación Mobiliario), por valor de $ 19.478.034.884, de los cuales solo se han ejecutado $1.094.990.314.  Los recursos no ejecutados se encuentran custodiados por la universidad y el cooperante internacional en una cuenta bancaria creada para tal fin.  Es de anotar, que el cooperante internacional está al tanto del estado actual del contrato  No. 14 de 2017.

Es importante tener en cuenta que, el respaldo presupuestal del contrato No. 14 de 2017 está justificado en los Certificados  de Disponibilidad Presupuestal, expedidos por la Gerencia Nacional Financiera y Administrativa de la Universidad Nacional de Colombia, los cuales cuentan con la respectiva justificación del gasto acorde con los estudios previos, así como, con las recomendaciones del Comité de Contratación del Nivel Nacional, instancia encargada de analizar cada uno de los soportes que respalda, la contratación y sus respectivas modificaciones.   Adicionalmente, el contrato No. 14 2017 y sus modificaciones cuentan con el aval del cooperante internacional.

¿Hubo nuevos errores en los diseños?

No existen nuevos errores en los diseños. Están de acuerdo con el Reglamento Colombiano de Sismo Resistencia NRS-10 y están aprobados por el Revisor Estructural, la Firma Interventora y la Oficina de Planeación de la Alcaldía del Distrito Especial San Andrés de Tumaco.

¿Cuál es la inversión exacta que ha hecho la Universidad y cualquier otro actor hasta ahora en la Sede Tumaco?

Inversión que se ha realizado a la fecha en la Fase I del Proyecto Tumaco Pacífico Campus, por parte de la Universidad Nacional de Colombia es de $22.123.656.783 COP y por parte del cooperante internacional, Reino de los Países Bajos, es de 1.094.990.314 COP, tal como se describe a continuación.

Fuente
La FM