Farah significa alegría en árabe.
Farah significa alegría en árabe.
AFP
27 Sep 2019 12:18 PM

La dramática historia de cómo Robert Farah termina en Colombia  

Su padre, un católico del Líbano, tuvo que hasta huir de francotiradores.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Farah significa alegría en árabe. Pese a esa bella representación gramatical, las cosas no han sido siempre color de rosa en la vida del tenista Robert Farah, campeón de Wimbledon y US Open en dobles junto a Juan Sebastián Cabal

Como si se tratara de una historia de novela, el mismo nacimiento de Robert –uno de los máximos deportistas en la historia de Colombia– resultó ser algo muy dramático para su familia, donde todos son de origen árabe. 

Sus papás tuvieron que emigrar del Líbano debido a un duro conflicto armado. Se vivía en ese país una guerra civil bastante fuerte en 1985. Acababa de nacer su hermana y de ahí entonces la decisión de salir huyendo. 

Sus padres, en medio de un profundo dolor, tuvieron que irse por separado lo cual volvió más lastimosa la situación que estaban atravesando.  

A mi papá le tocó cruzar la frontera por Irán para evitar unos snipers que son personas que tienen como principal función el ataque a larga distancia”, contó el propio tenista. 

Por eso entonces, la familia Farah terminó en Canadá cuando abrieron las fronteras a emigrantes de habla francesa, que eran los católicos del Líbano. Por eso, él terminó naciendo en ese país. 

Ahí llegamos porque estaban unos cuantos familiares en Montreal, pero la familia de mi padre vivía en Cali. El abuelo de mi papá tenía negocios en Colombia y entonces mi abuela fue criada en este país. Ellos tenían una casa acá y por eso decidieron mudarse a Colombia”, relató.  

Ese entonces es el origen árabe de Robert Farah y cómo terminó en el país para luego convertirse en un destacado tenista a nivel mundial.  

Al ser consultado sobre sus preferencias gastronómicas frente a las tradiciones del Líbano y las de Colombia, el deportista es claro en irse por la comida árabe pues su mamá mantuvo esas tradiciones con el paso de los años. 

De tener que decidir me toca irme con el kibbeh y no por las marranitas porque con mi mamá la comida que me sirvieron siempre en mi casa fue de tradición árabe, pero si me sirven un muy buen chicharrón también me lo como sin problema”, aseguró.   

Sobre su génesis en el tenis, Robert Farah dijo que su papá es el responsable de haberlo llevado a esa disciplina en que tantos logros ha alcanzado. 

“Mi papá me introdujo al deporte porque fue profesor en la federación francesa de tenis y en la federación canadiense de tenis. Él trajo ese modelo de enseñanza a Colombia y aparte de enseñarme el tenis le pasó a enseñar a varios niños al formar su propia academia”, indicó.  

Lo cierto es que, aunque así iniciaron sus primeros pasitos en el tenis, hoy en día Robert Farah sigue brindando mucha satisfacción a su familia, a Cali y a Colombia entera con cada pelota que pone en juego junto a Juan Sebastián Cabal

Fuente
Sistema Integrado Digital