Joe, el niño de Providencia que se vistió de héroe para salvar vidas
Jairo Tarazona
23 Nov 2020 08:27 AM

Joe, el niño de Providencia con máscara de luchador que quiere salvar vidas

Relató que el colegio al que solo pudo asistir tres días, debido a la pandemia, quedó destruido tras el paso del huracán Iota.
Jairo Tarazona
Jairo
Tarazona
@jairoreport

La iglesia nuestra Señora de los Dolores,  que tiene una de las vistas más espectaculares de toda Providencia, se ha convertido en un albergue para muchas de las personas que permanecen en la isla tras el paso del huracán Iota.

En la entrada del templo, un niño enmascarado duerme con su familia en unas carpas que fueron instaladas al interior de ese lugar.

Lea aquí: Comerciantes de Providencia han sufrido robos tras el paso del huracán

La iglesia también está afectada, la mitad del techo se desprendió con las ráfagas de viento y las paredes que quedaron intactas ahora sirven de refugio de varias familias que lo perdieron todo. A un costado se encuentran las ruinas de lo que era el Colegio María Inmaculada de La Concepción (el más antiguo de Providencia, un monumento de la isla). 

En el lugar llama la atención un niño que encima de su tapabocas tiene una colorida máscara de lucha (tradicionales en México), demostrando la inocencia de la infancia en medio del desastre.  

Lea además: Derrumbe cayó sobre una discoteca dejando varios muertos en Valdivia, Antioquia

¿Qué personaje representa el antifaz? le preguntamos y el menor respondió con acento paisa: "Yo digo que es de Superman porque me gusta mucho, también me gusta el Capitán América, esos Súper héroes".

Se llama Joe Cardona Betancur, tiene 10 años de edad y es oriundo de Itagüí (Antioquia). Apenas había llegado a la isla de Providencia en el mes de marzo y solo alcanzó a estudiar tres días en el colegio María Inmaculada de La Concepción, cuando llegó la covid-19 y cerraron las aulas. 

Lea además: [Video] Mujeres fueron golpeadas en el rostro tras aparente robo

“El huracán me dio muy duro, pues pensando en la vida de mi mamá, de mi padrastro, de mi abuela y en la vida mía y de mi mascota”, dice con desparpajo Joe, mientras acota que su animal está bien. “Estuvo unos días en la casa en una bodeguita y luego la trajimos después del huracán y no pasó nada”, contó.

El menor aseguró con nostalgia que el colegio “como usted lo puede ver era de madera, quedó todo destruido y no quedó nada, toca esperar hasta que lo arreglen”. 

Añadió que quería mucho el colegio a pesar de que solo pudo asistir a clases tres días. “Yo ya me estaba apegando, ya lo estaba queriendo mucho y tenía bastantes amigos (...) Ojalá que lo reconstruyan para poder estudiar y aprender que es lo que más me importa, quiero aprender inglés me gusta mucho”, precisó.

Le puede interesar: Víctimas de las lluvias en Lloró están regresando a sus casas en ruinas

Joe cuenta que “pero ya lo viví (un huracán) y no se puede decir nada porque no es culpa de nadie. Lo que me importa es que tenemos vida, que estamos bien y que no nos pasó nada”.  

Agregó que todavía tiene mucha vida por delante y que cuando crezca, aunque primero quería ser soldado, “ahora quiero ser super héroe para salvar vidas”, tras indicar que esa es una de las razones por la cual lleva puesta su máscara, para ayudar a quienes resultaron afectados por el Huracán Iota. 

“O quiero ser youtuber para sacar a la gente de la calle, para darle comida a las personas que no tienen nada que comer, que no tienen donde vivir, que duermen por ahí en la calle”, dijo el pequeño. 

“Hay que rezar para que todo salga bien y ojalá Dios me conceda este sueño”, concluyó Joe quien luego se quitó la máscara para mostrar el rostro de su inocencia. 

Fuente
Sistema Integrado de Información