La Comuna 13 de Medellín
La Comuna 13 de Medellín
Colprensa
17 Jul 2019 10:25 AM

JEP adelanta audiencia sobre desaparecidos en la Comuna 13 de Medellín

Madres siguen reclamando por sus hijos, muchos de ellos desaparecidos en la Operación Orión.

¿En qué consiste la audiencia?

La Sección de Primera Instancia para casos de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la JEP, la convoca para recoger información e insumos que permitan determinar si se dictan medidas cautelares en la Comuna 13, donde habría cuerpos de posibles víctimas de desaparición forzada.

¿Dónde es?

La audiencia será, los próximos 17 y 18 de julio, en Medellín, en las instalaciones del Palacio de Justicia–La Alpujarra, cuarto piso (carrera 52 No. 42-73).

¿Para qué es la audiencia?

Dentro de los propósitos estará establecer si en la Comuna 13, o sus alrededores, existen lugares de inhumación no reportados (o no inventariados), en los que se presuma podría haber cuerpos de personas dadas por desaparecidas. Y si existen otros posibles lugares de inhumación en dónde pudieren encontrarse víctimas de desaparición forzada relacionadas con los mismos hechos y contextos.

¿Quiénes pueden participar?

Solo las víctimas, representantes de organizaciones, y entidades gubernamentales y privadas.

¿Cuál será el papel de las víctimas en la audiencia?

Durante la audiencia oirán a los participantes y tendrán la oportunidad de preguntar. Habrá una serie de actos simbólicos, como sillas vacías que evocan a los desaparecidos y a los familiares que murieron aguardando que ellos llegaran.

Lea también: Operación Orión: aún faltan piezas para la verdad

La audiencia será un espacio o instrumento privilegiado para garantizar la debida, necesaria e insustituible participación de las víctimas, cuyos derechos son la razón de ser de la JEP y, de igual forma, el fin último de cualquier medida cautelar que esta pueda adoptar.

¿Por qué tienen que asistir a la audiencia las entidades gubernamentales?

Porque las instituciones, entidades y organizaciones que hayan tenido alguna responsabilidad en la búsqueda o exhumación deben presentar de manera pública, y especialmente ante las víctimas, sus planes, medidas, acciones, procesos, logros, retos y propuestas, para establecer un diálogo que permita contar con un panorama completo y complejo sobre la situación en la que se encuentran los lugares cuya protección, preservación y conservación se solicita.

¿Cuáles entidades asistirán?

El Ministerio del Interior (Dirección de Derechos Humanos), el Grupo interno de trabajo de búsqueda, identificación y entrega de personas desaparecidas (GRUBE) de la Fiscalía General de la Nación, la Personería de Medellín, la Gobernación de Antioquía, la Defensoría del Pueblo, la alcaldía de Medellín, la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas (CBPD), EQUITAS, la Organización Mujeres Caminando por la Verdad y el Grupo Interdisciplinario de Derechos Humanos.

¿Se conocerán los nombres de algunos responsables?

No. La audiencia, de ninguna manera, será escenario para debates jurídicos, incluidos los de posible atribución de responsabilidad.

¿Quién preside la audiencia?

En la audiencia estarán los magistrados Reinere de los Ángeles Jaramillo Chaverra, María del Pilar Valencia García, Raúl Eduardo Sánchez, Alejandro Ramelli Arteaga y será presidida por el magistrado Gustavo Adolfo Salazar de la Sección de Primera Instancia para casos de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la JEP.

¿Por qué se contempla la posibilidad de las medidas cautelares?

El pasado 29 de agosto de 2018, nueve peticionarios -dos representantes del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE) y siete familiares de desaparecido- le solicitaron a la JEP tomar medidas cautelares anticipadas sobre 16 lugares del país en los cuales “se presume existen personas inhumadas dadas por desaparecidas en el marco y con ocasión del conflicto armado”.

Lea también: La Operación Orión: el relato de tres mujeres que vivieron para contarla

Y en el caso particular de la Comuna 13 requerían el cierre de los lugares conocidos como la Arenera y la Escombrera, a manera de medida cautelar anticipada para reparar a las víctimas y preservar la memoria del conflicto” como “garantía de que la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) pueda actuar en mejores condiciones en estos lugares” en el futuro, o los sitios de inhumación donde se pudieren hallar cuerpos o restos esqueletizados relacionados con los solicitantes.