Guaviare muerte soldados
Foto: Ejército
4 Jul 2019 06:31 AM

Francotirador mató a teniente del Ejército en Teorama, Norte de Santander

El asesinato es atribuido por las autoridades a la guerrilla del ELN.
Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, confirmó a través de su cuenta oficial de Twitter que en la noche del 3 de julio, un miembro del Ejército fue asesinado en el municipio de Teorama, en el departamento de Norte de Santander.

Se trata del oficial Cesar Salamanca Saavedra, de 28 años de edad, quien recibió dos disparos de fusil, en el pecho, por lo que murió de inmediato.

Le puede interesar: Presunta fosa del Estado Islámico tendría más de 800 cuerpos

El teniente era oriundo del municipio de Granada, en el departamento del Meta, a donde será trasladado para ser entregado a sus familiares y realizar los actos fúnebres.

El General Mauricio Moreno, comandante de la Segunda División del Ejército, dijo a RCN Radio que los responsables de esta acción violenta son integrantes del frente héroes del Catatumbo del ELN.

Le interesaInstan al Gobierno a retomar diálogos de paz con el ELN

“Desafortunadamente muere uno de nuestros hombres en cumplimiento de su deber, cuando brindaba seguridad a la población civil, se atenta una vez más de manera directa contra las autoridades desde una zona boscosa del municipio de Teorama”, dijo el General Moreno.

"Se reactivan las operaciones militares en el casco urbano y la zona rural de Teorama, en donde el Eln y otros grupos armados pretenden tomar el control en la zona por los cultivos de coca y otros delitos que se cometen en el Catatumbo", añadió el oficial.

Le puede interesar: Al menos cinco uniformados resultaron heridos tras la activación de artefactos explosivos. 

Mientras esta acción violenta se registra en Teorama, en los municipios de Tibú y El Tarra, ha disminuido el transporte público por amenazas del ELN, los transportadores se abstienen de viajar al Catatumbo por falta de seguridad.

Igualmente los comerciantes de estas dos localidades de esa zona de Norte de Santander,  decidieron desde el pasado martes no abrir sus puertas por temor a ser víctimas de objetivo militar.

Fuente
Sistema Integrado de Información