inundacionlafm.jpg
Cortesía Dapard.
15 Nov 2016 07:50 AM

Dos municipios de Antioquia decretaron la calamidad pública por las fuertes lluvias

Los alcaldes pidieron ayuda para reubicar a los habitantes.
La
Fm

Al menos mil 800 familias damnificadas en Vigía del Fuerte y 700 en Murindó, es el saldo que dejan las fuertes lluvias en esas localidades del Urabá antioqueño. En ambos municipios, los alcaldes decretaron la calamidad pública y pidieron la intervención urgente del Gobierno Nacional.

Según el alcalde de Vigía del Fuerte, Manuel Enrique Cuesta, los ríos Atrato y Murrí, se desbordaron. El mandatario denunció que la Gobernación, a través del Dapard, solo ha enviado 200 mercados para mil 800 familias, situación que podría generar alteraciones al orden público.

En diálogo con LA F.m., el alcalde de Vigía del Fuerte expresó que "las familias permanecen en sus lugares de residencia, nosotros entregamos algunas ayudas pero tenemos poco dinero. El Dapard envió 200 mercados, pero eso no alcanza para atender a los afectados".

Desde hace once meses, la alcaldía de Murindó, trabaja en un proyecto para reubicar todo el municipio, el cual está ubicado a pocos metros del río Atrato. Además, está en una falla geológica donde constantemente se registran movimientos telúricos

Por su parte, el alcalde de Vigía del Fuerte, aseguró que es necesario reubicar el corregimiento Bajo Murrí La Playa, en donde 120 familias están en riesgo de un deslizamiento debido a la erosión producida por las inundaciones.