Isla-Tierra-Bomba.jpg
Isla Tierra Bomba - @NarikoNYC
16 Mayo 2017 02:58 AM

Crisis social de Tierra Bomba, en Cartagena, golpea más a los adolescentes

Para la Procuraduría General, la alcaldía debe tomar medidas urgentes para evitar vulneración de derechos fundamentales de los jovenes.
La
Fm

En Tierra Bomba, una isla al norte de Cartagena, es difícil conseguir agua para el consumo humano, es complicado tener energía eléctrica todo el día, hay proliferación del sustancias alucinógenas, microtráfico, pandillismo, deserción escolar e inseguridad.

Un cúmulo de situaciones que ponen riesgo los derechos fundamentales de los que residen ahí, como lo alerta la Procuraduría General de la Nación.

Para Mirla Aarón Freite, líder social y protectora de la infancia en Tierra Bomba, se trata de un asunto de vieja data, “la comunidad viene sufriendo múltiples flagelos, en especial la suerte de las nuevas generaciones. Tenemos muchos problemas de salubridad pública, a escasos cinco minutos no tenemos agua potable, que es el padecimiento grande que tenemos en época de verano, es un karma. A diario se nos va la luz, se caen los cables de energía. No tenemos gas, no tenemos alcantarillado y esa es la gran realidad”

El ente de control solicitó al alcalde, Manuel Vicente Duque, adoptar medidas urgentes para evitar la vulneración de los derechos fundamentales de los habitantes repartidos en los corregimientos de Punta Arena, Caño del oro y Bocachica.

La Procuraduría Delegada para la defensa de los derechos de la infancia, la adolescencia y la familia solicitó información sobre las medidas que adoptadas para evitar que en esa región se continúe con la venta de alucinógenos.

La procuradora delegada, Sonia Patricia Téllez Beltrán, manifestó que las necesidades básicas de la isla todavía no se han resuelto, y explica que la existencia de pandillas, de consumo de sustancias psicoactivas, y de microtráfico en esa zona de la ciudad, exige que el equipo de trabajo de la alcaldía se articule con las entidades competentes en temas de juventud con las autoridades correspondientes.

La líder social Mirla Aarón Freite asegura que en varias oportunidades han tomado acciones contra el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar con la intención de lograr que esa entidad atienda a la población infantil y adolescente que es vulnerable a pandillismo, consumo de sustancias alucinógenas y embarazos prematuros en la isla.

“Este tema del consumo de cerveza en el fin de semana, incluso los lunes, impide que se ejecuten las labores de las instituciones educativas y son los niños que padecen este flagelo. Por las calles sin temor de nada van con sus papeletas de vicio por la mano sin importar que los niños los vean. Eso sin contar las niñas embarazadas menores de 13 años con dos hijos” narró con preocupación Aarón Freite.

Pese a que el ente de control insta a la administración distrital a tomar acciones urgentes, la líder social reconoce que la Secretaría de Interior de Cartagena trabajó parcialmente para corregir esas irregularidades, y contó que Fernando Niño, el jefe de esa cartera, visitó algunas cantinas, dio algunas órdenes a los policías, “pero a esta hora de la vida, se ha incrementado la problemática”

Mario Morales Cervantes, representante legal del Concejo Comunitario de Tierrabomba, recuerda que lo último que hizo el alcalde Duque Vásquez en la isla fue un frente de seguridad a mediados del 2016, un encuentro que asegura también dejó compromisos que la administración distrital no cumplió, como por ejemplo ampliar el número de uniformados en los corregimientos.

Morales Cervantes advierte que los policías que están en la isla no garantizan la seguridad, por ejemplo dice que delante de un uniformado un hombre agredió a otro con un arma blanca, sin que pasara nada. “Allá los policías saben donde están las ollas de drogas y pasan por ahí y no dicen nada” añadió el líder social.

Para el representante legal del consejo comunitario el problema no está del todo en la administración distrital, Morales Cervantes reconoce que ‘hay voluntad’ pero cree que a veces los funcionarios designados para cumplir con las tareas para el mejoramiento de la isla no son los más idóneos “y eso es lo que está afectando nuestra comunidad”

Tierra Bomba está en una descomposición social por la falta de autoridad, la gente aquí hace lo que quiere porque el cuerpo policial que está ahí no ejerce a la autoridad que debe impartir y el funcionario de la alcaldía va en la misma vía de los uniformados, y cuando no hay eso, la gente hace lo que quiere” contó Morales Cervantes.

Fernando Niño, secretario de interior, sostuvo que han trabajado de manera permanente por garantizar la seguridad de la isla, asegura que en la zona hay puestos de policía para los corregimientos y que su dependencia junto con las autoridades ha realizado operativos contra el microtráfico y narcotráfico.