Motociclistas deben llevar la placa en el casco que sea clara
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital
18 Mayo 2022 12:55 PM

¿Conduce moto? Lo que debe tener en cuenta para evitar siniestros viales

Se recomienda a las empresas y organizaciones, promover el uso de elementos de protección a los motociclistas.
Redacción
comercial

En Colombia los elementos de protección personal obligatorios para motociclistas son el casco y el chaleco reflectivo entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana. Sin embargo, se recomienda a los conductores de moto usen otros elementos.

También se recomienda a las empresas y organizaciones, promover el uso de elementos de protección a los motociclistas, ya que estos disminuyen la severidad de lesiones que se pueden presentar en un siniestro vial.

Elementos de protección

1. Usar el casco de forma correcta y otros elementos de protección personal para mitigar las lesiones que se pueden presentar ante la ocurrencia de un siniestro de tránsito. Esto aplica en igual medida para el conductor y acompañante.

2. No exceder los límites de velocidad y procurar siempre circular a velocidades que no representen peligro o afectación para la integridad física de los actores viales con quien se comparte vía.

3. Cuando se transita con acompañante, asegurarse que el mismo conozca la manera apropiada de subirse, posicionarse, comunicarse y moverse en sincronía con el conductor para asegurar una conducción estable y segura de la motocicleta.

4. Aumentar la visibilidad llevando siempre las luces delanteras y traseras del vehículo encendidas, usando prendas reflectivas en la noche o en condiciones de baja visibilidad y usando elementos de protección con colores vistosos.

5. Realizar de manera frecuente la revisión preoperacional y el mantenimiento preventivo de la motocicleta.

6. Planear con anticipación la ruta que se va a utilizar y salir con tiempo suficiente que permita sortear eventualidades que se puedan presentar.

7. Nunca conducir bajo la influencia de alcohol o sustancias psicoactivas.

8. Conducir de manera preventiva evitando maniobras peligrosas como adelantar por la derecha, transitar a velocidades inseguras cuando llueve o transitar sobre charcos que pudieran ocultar condiciones peligrosas en la infraestructura (Baches, sumideros etc.)

9. Evitar que el conductor y el acompañante manipulen teléfonos o equipos de comunicación mientras transitan.

10. Siempre cumplir con las normas de tránsito y demás disposiciones normativas aplicables a los motociclistas.

Tenga en cuenta la revisión preventiva de motocicletas

La mayoría de las motocicletas cuentan con mirillas indicadoras de los niveles que son de fácil acceso visual. Basta con dedicar unos segundos para revisar que el líquido de frenos, el aceite del motor, el combustible y el refrigerante están como lo especifica el fabricante para rodar con confianza.

Esta inspección debe realizarse con la moto en posición vertical al piso, si se realiza apoyada en el soporte lateral, es probable que las lecturas sean inexactas.

Cadena: Al revisar la cadena, se recomienda que el juego de esta sea acorde a lo recomendado por el fabricante, según el manual o etiquetas de seguridad en el chasís de la moto. No puede estar demasiado floja ni demasiado apretada y debe lubricarse cada 500 kilómetros de recorrido. Recuerde que la cadena no puede operar en seco.

Frenos: Para verificar su correcto funcionamiento debe comenzar por una inspección visual y asegurar que, en el disco, si aplica, no haya exceso de barro o de grasa que pueda afectar el frenado. Es importante que antes de rodar verifique, desde los mandos, sin importar si los frenos son de accionado por guaya o hidráulicos, que la función es suave y que al soltarlos estos regresen a su posición sin dificultad. Además, se debe asegurar que al presionarlos las ruedas se bloqueen.

Llantas: Cuando las llantas pierden nivel de inflado está forzando su desempeño y pueden dificultar la capacidad de maniobra e incluso la de frenado. Se debe revisar la especificación del fabricante respecto a las libras a las que debe calibrar la llanta delantera como la trasera y asegurar diariamente que estén infladas correctamente. Unas llantas semidesinfladas provocan mayor exigencia del vehículo y más consumo de combustible. Controlar la presión prolonga su vida útil, además, se sugiere realizar una inspección visual de la huella de cada llanta, que deberá estar libre de cortaduras, rasgones y objetos punzantes. Remueva las piedras incrustadas y observe que las válvulas no tengan fugas, ni ralladuras. No olvide revisar el nivel de desgaste de la banda de rodamiento por medio de un indicador para tal fin.

Las luces suplementarias: son un elemento de seguridad importante a la hora de ver y ser vistos por otros conductores que viajan de noche. Inspeccione visualmente el buen funcionamiento de las luces frontales, direccionales, de frenos y de emergencia. Es recomendable llevar algunos bombillos de repuesto por si es necesario cambiarlos a medio camino. También son elementales la luz de placa y las luces del tablero, verifique que todas las lecturas estén correctas.

Elementos de protección

La moto es uno de los medios de transporte más utilizados en las ciudades, ya que es un vehículo rápido, económico y versátil.

Sin embargo, todas estas virtudes se contrarrestan con la evidente falta de protección que ofrece al conductor y pasajero en caso de sufrir un impacto.

Casco: Protege la cabeza y el cuello de los usuarios de moto, el casco salva vidas. El 85 por ciento de los fallecimientos en accidentes de motocicleta son consecuencia de lesiones cerebrales, por lo que se confirma como una medida de seguridad imprescindible al viajar en moto.

Ropa protectora: La chaqueta o ‘cazadora’ debe estar confeccionada en cuero o materiales protectores y aislantes, además de resistentes. Lo aconsejable es que cuente con protecciones extras en codos, hombros y espalda. Contar además con un pantalón reforzado para viajar en moto, especialmente en caso de viajes largos, es también muy conveniente. La prenda protege la pierna y cuenta con refuerzos en rodillas y caderas.

Botas: El confort se combina con la protección y la seguridad en las botas para pilotos. Por lo general, están fabricadas en piel u otros materiales resistentes y algunas incluyen punteras reforzadas y plantillas impermeables, suelen ser de caña baja o media.

Gafas: Probablemente, las gafas son el equipamiento imprescindible para viajar en moto menos común y utilizado. No obstante, su uso es necesario para proteger los ojos durante la conducción en el caso de cascos abiertos.