21 Jul 2016 02:46 PM

Con cartas 200 niños enfermos con cáncer desde Cali ruegan por atención integral

La secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes aseguró conocer el detalle de la “cartatón” y lamentó la condición que deben afrontar estos pequeños.
En comunicación con LA F.m., Jennifer Ortega, madre de uno de los más 200 niños enfermos con cáncer en Cali, explicó el sentido de la "cartatón", una iniciativa que busca exponer al ministro de salud Alejandro Gaviria las dificultades que deben afrontar para recibir una atención digna y oportuna.  
 
Aún cuando hay un acuerdo firmado que faculta a la Clínica Valle del Lili para recibir a los menores afectados por el cierre de la unidad oncológica pediátrica de la EPS Cafesalud, el caso a caso exige una revisión inmediata
 
“Es que por fortuna a mi hijo lo están atendiendo, pero hay madres a las que no han contactado. Esta cartatón lo que quiere es que el ministro y el presidente se enteren de nuestra cotidianidad. Cualquier retraso es fatal para estos niños”, dijo Ortega.
 
Un ejemplo de ello es el caso Julián, un niño de ocho años que falleció esperando un anticipo de $500 millones para realizarle un trasplante de médula ósea. Julián, aunque pudo beneficiarse del procedimiento, ya fue demasiado tarde para sus dolencias. Cafesalud realizó el desembolso, pero su situación de salud empeoró durante la espera.
 
Este problema viene desde hace varios meses. Y pese a que ya se acordó un compromiso con las entidades de salud para que se agilice los procesos médicos para los pacientes oncológicos, lo cierto es que en el caso a caso, se presentan irregularidades en la atención. 
 
La secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, aseguró conocer el detalle de la “cartatón” y lamentó la condición que deben afrontar estos pequeños.
 
Para la funcionaria, lo lamentable no sólo es la crisis que afrontan las EPS sino la poca oferta de centros especializados, “los médicos hematooncólogos pediatras, son escasos en el departamento. Hemos tenido el cierre de tres IPS que ofertaba el Hospital Universitario del Valle y además del único centro que atendía los pacientes de Cafesalud, en donde se vive el mayor drama”, insistió la funcionaria.
 
Lesmes reconoce la preocupación de los padres, quienes afirman que cualquier retraso o aplazamiento en la atención puede significar la muerte. Además advierte que el traslado de los menores de Cafesalud a la Clínica Valle del Lili fue lento.
 
“Hay niños en tratamiento activo, hay niños en revisión y hay menores con seguimiento. En este instante Valle del Lili Está asumiendo los de tratamiento activo y está incorporando a los de seguimiento. Por eso hay madres que dicen que no las han llamado”, puntualizó.
 
Entretanto, la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, reiteró el ultimátum a la EPS CafeSalud para que agilice el plan de mejoramiento, o será expulsada del departamento.