Armada-LAFM-Colprensa.jpg
Colprensa
19 Ene 2017 11:31 AM

Club Naval de Cartagena deberá pedir disculpas públicas a una empleada domesticada discriminada

La Armada Nacional, si acepta el fallo, deberá pedir disculpas públicas en la primera página de un periódico un día domingo.
La
Fm

El Tribunal Administrativo de Bolívar, en un fallo de primera instancia, ordenó al vicealmirante Leonardo Santamaría Gaitán, comandante de la Armada Nacional, que en las siguientes 48 horas a la notificación de la providencia “retire del reglamento de los Centros de Recreación de la Armada Nacional la prohibición del ingreso de empleados del servicio doméstico”, y estableció que al gerente del Club Naval Santa Cruz de Castillo Grande pedir excusas públicas.

De acuerdo con el fallo, las disculpas públicas a Carmen Cecilia Beltrán Pájaro por parte del Club Naval Santa Cruz de Castillo Grande será a través de una declaración pública en la primera pagina de un periódico de alta difusión, en un día domingo, “por ser el que más audiencia genera”

Esta providencia se conoce luego de la empleada doméstica, identificada como Carmen Cecilia Beltrán, interpusiera una acción de tutela contra el Club Naval de Santa Cruz de Castillogrande, al considerar que el día 25 de noviembre de 2016 había sido discriminada porque no se le permitió acompañar a un niño que estaba bajo su custodia.

Otro aparte del fallo indica que el articulo 47 del reglamento del Centro de Recreación de la Armada Nacional, en lo relacionado con la prohibición del ingreso de las empleadas del servicio domestico, carece de criterio jurídico de razonabilidad y por el contrario es lesivo de los valores fundamentales “desconoce principios y derechos fundamentales como la igualdad, dignidad humana y la prohibición de tratos crueles y degradantes".

En su momento, según contó Carmen Beltrán, el 25 de noviembre de 2016, cuando entró al Club Naval Santa Cruz de Castillo Grande a una fiesta con el niño de 11 años que cuida “me dijeron dos veces que ahí no podían estar las nanas que me saliera o me iban a sacar, en ese momento me sentí muy humillada”.