Ataque a enfermero
Cortesía John
16 Oct 2020 01:01 PM

Brutal ataque con machete a enfermero tras robarle la cicla: “dijeron que me tenían que matar”

La víctima asegura que los agresores son venezolanos.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

En grave estado de salud se encuentra un enfermero que fue brutalmente atacado por tres sujetos que previamente le habían hurtado sus pertenencias.

John Mikán, como fue identificado el auxiliar de enfermería atacado, relata los momentos de angustia que vivió cuando estuvo a punto de perder la vida, pese a que no opuso resistencia al robo.

Lea aquí: Tras sesión de fotos familiares, mujer pide ayuda en redes para que borren a su hijastro

En diálogo con LA FM el joven cuenta que el día lunes 12 de octubre transitaba en su bicicleta por el municipio de Madrid, Cundinamarca, donde trabaja, y se dirigía hacia Facatativá, donde vive. Sin embargo, en medio del camino, en una zona conocida como ‘Talleres’, fue interceptado por tres sujetos que lo despojaron de todas sus pertenencias.

Pero, no contentos con robarlo, sorpresivamente los atracadores golpearon y arrastraron a John hacia un cultivo de maíz donde, según el relato, le expresan que lo tienen que matar.

“Comienzan a hablar entre ellos y dicen que no me pueden dejar vivo que porque no les conviene una denuncia. Que me tienen que matar”, cuenta el joven afectado, quien asegura que debido al tiempo que transcurrió a manos de ellos pudo identificar que tenían acento venezolano.

John recuerda que luego de expresarle que lo iban a matar, los desadaptados comenzaron a asfixiarlo mecánicamente hasta que perdió el conocimiento. Dice que mientras estaba inconsciente fue atacado con el machete con que lo intimidaron para robarle la cicla y otras pertenencias.

Lea además: Dos mujeres terminaron a los golpes en Transmilenio por un tapabocas

El hombre dice no saber cuánto tiempo transcurrió estando inconsciente pero que al despertarse estaba solo en medio del cultivo y lleno de sangre

“En medio de la impresión, el miedo y la adrenalina comencé a correr hasta que llegué a una bomba de gasolina donde me auxiliaron”, relata.

Una vez allí, las personas que lo ayudaron contactaron a sus familiares y a la Policía quienes llegaron y lo trasladaron en un taxi hasta un hospital donde le identificaron “ocho cortes en el cuello, producidos con arma blanca tipo machete”.

John se encuentra actualmente recuperándose de las graves heridas, pero no ha podido denunciar los hechos debido a la imposibilidad de salir del hospital y debido a que no se ha podido comunicar con los policías que atendieron el caso.

Por eso hace un llamado a las autoridades que conocieron de la situación para que se acerquen a la clínica y le puedan tomar declaración, esperando que pueda ser instaurada una denuncia formal, antes de que sus agresores se evadan del país o lo puedan identificar y terminar de afectar su familia, por quien teme que esté en peligro con los delincuentes libres.