22 Abr 2016 04:43 PM

Autoridades Emberas denunciaron fuego cruzado entre grupos paramilitares y guerrilla

Los enfrentamientos se presentan desde el día de ayer, 21 de abril, en la comunidad indígena Emberá Dobida y Katío de Isleta, resguardo indígena Salaquí, Pavarandó, de Riosucio, Chocó. 
Helfer Andrade, consejero mayor de ASOREWA, recalca que “la comunidad, de por lo menos 650 habitantes, y sus alrededores está atemorizada, ya que aproximadamente 300 paramilitares están en la comunidad desde de ayer, 21 de abril, por lo que alerta que hayan nuevos enfrentamientos que sigan victimizando a las comunidades y su dirigencia”, aseguró. 
 
Igualmente, reiteró que ante el inminente desplazamiento forzado al municipio de Riosucio u otras cabeceras municipales. Las comunidades se resisten a salir de sus territorios, ya que las autoridades se mantienen en su posición que quienes tienen que desalojar los territorios son los actores armados y no ellos”, dijo Andrade.
 
De acuerdo al monitoreo por vulneraciones a los derechos humanos e infracciones al DIH, de la Consejería de DD.HH. y derechos de los Pueblos de la ONIC, las autoridades indígenas de la región manifiestan que durante este viernes no se han reportado enfrentamientos,  pero el grupo paramilitar sigue en  la comunidad.
 
Otras autoridades indígenas del sector denuncian quehay presencia del Ejército Nacional en las entradas y salidas de los afluentes del río Atrato, con retenes militares, privando la libre movilidad de la población y que pese a esos controles, el accionar de actores armados al margen de la ley campean en las cuencas del Rio Atrato”.
Fuente
Sistema Integrado Digital