Astronauta
Todo parece indicar que entró a los registros financieros de su exesposa desde la Estación Espacial Internacional.
AFP
13 Oct 2020 10:03 AM

Arquitecto colombiano lidera proyecto para vivir en el espacio

Julián Andrés Ocampo tendrá la responsabilidad de lograr que el ser humano permanezca en otros mundos.
Miguel Valencia
Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf

No todos los niños querían ser futbolistas desde pequeños. Había otros que desde cajas de cartón soñaban con ser astronautas para conocer otros mundos. Aunque hoy ese sigue siendo un sueño para el ser humano, cada vez más colombianos trabajan en proyectos espaciales para lograrlo.

Esta es la realidad del arquitecto quindiano Julián Andrés Ocampo, de 35 años, que trabaja actualmente con ICON, empresa avanzada de tecnología y SEArch, compañía de arquitectura espacial, que tienen relaciones directas con la Nasa para lograr asentarse en otros mundos.

Lea también: Martes 13, ¿un día de mala suerte?

Inicialmente, el colombiano lidera el proyecto que busca que los astronautas permanezcan largo tiempo en la luna con fines exploratorios. Es decir, tiene que crear un prototipo habitable que no solo serviría para explorar ese cuerpo celeste. De lograrlo con éxito, más adelante su diseño serviría para explorar un planeta como Marte.

En este punto, hay que aclarar que las condiciones ambientales de la luna son imposibles de resistir para los seres humanos no solamente por el tema del aire, la gravedad y la presión atmosférica, sino por la radiación, la temperatura y el peligro de los meteoritos y micrometeoritos que golpean constantemente a ese cuerpo celeste.

Lea también: Primer caso de reinfección por coronavirus es confirmado en EE.UU.

El quindiano, así las cosas, tiene que diseñar junto con su equipo una estructura fuerte que aguante la radiación de esa zona que es 100 veces más potente que la de la Tierra. Eso implica muros de dos metros o más de grosor y una construcción basada en materiales que se encuentren en la luna, pues transportar materiales desde la tierra sería prácticamente imposible por el costo y el esfuerzo logístico.