7c40b2eb-42c9-463c-9560-214ea54919c1.jpg
Fotografía suministrada a LA FM por Lorena Aya.
30 Abr 2017 03:00 PM

Al ritmo de la música buscan reducir el desperdicio de alimentos en Colombia

En Colombia se desperdician 9,76 millones de toneladas de alimentos al año.
La
Fm

-

Tienen mala apariencia pero aún sirven. Así son las frutas y verduras que se desechan en las plazas de mercado por no cumplir los estándares estéticos impuestos por la sociedad.

Según las cifras del Departamento de Planeación Nacional (DNP), en Colombia se desperdician 9,76 millones de toneladas de alimentos al año, lo que equivale a $15,4 billones. Es por ello que un grupo de jóvenes bogotanos decidió unirse a la iniciativa global denominada la "Disco Sopa", que consiste en recoger los alimentos que las personas desechan por su apariencia y luego hacer exquisitos platos al ritmo de la música.

Este movimiento social busca combatir el desperdicio de alimentos aptos para el consumo, a través de la recolección de frutas y verduras "magulladas", en los diferentes supermercados para luego reunirse y empezar al son de cada canción su cocción.

Una de las promotoras de esta iniciativa, Lorena Aya, explicó a LA FM y RCN Radio que este evento es totalmente gratis y todas las personas, sin importar su edad, pueden ir a cocinar verduras, frutas y otros alimentos, donados por supermercados y rescatados de ser considerados basura, concientizando a los ciudadanos sobre el excesivo desperdicio de comida.

Según Aya, por ahora este movimiento ciudadano se ha efectuado en Cali, y por primera vez se realizó en Bogotá el pasado 29 de abril: "hubo mucha acogida del público y pudimos recoger muchísima comida, lo que evidencia que el desperdicio es muy alto en la ciudad".

Las 'Disco Sopa' comenzaron a celebrarse en Alemania en el año 2012, difundiéndose por Europa y América de forma exitosa. En Sudamérica, en Argentina se hizo la primera edición en el 2014 repitiéndose en nueve oportunidades.

"Nosotros buscamos replicar este evento en las diferentes localidades de Bogotá, colegios, universidades y luego expandirnos hacia otros municipios, porque aún muchos ignoramos que un alimento magullado aún se puede rescatar", puntualizó.