Prostituta - Imagen de referencia
Prostituta - Imagen de referencia
Wikicommons
10 Sep 2018 01:17 PM

Venezolanas trabajadoras sexuales en Bogotá, una difícil situación

Según la secretaría de Salud, en la localidad de Santa Fe al menos 2.600 venezolanas se dedican a la prostitución.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

Bogotá es uno de los principales destinos de los venezolanos que buscan nuevas opciones para salir adelante. A pesar de tratarse de una ciudad a más de 500 kilómetros de la frontera, miles de ciudadanos del vecino país llegan a la capital, dispuestos a ganarse la vida.

En la ciudad se dedican a todas las actividades en las que pueden desempeñarse en su estado de inmigrantes (muchos de ellos indocumentados): meseros, mecánicos, albañiles, bicitaxistas, vendedores ambulantes, servicios generales y trabajo sexual.

Según cifras reveladas por la Secretaría de Salud, en la ciudad hay al menos 2.600 trabajadoras sexuales provenientes de Venezuela. La mayoría de ellas trabaja en la zona de tolerancia de la localidad de Santa Fe, en el centro de Bogotá.

Lea también: Diosdado Cabello dice que migración de venezolanos es por "moda y estatus"

Al igual que sucede con los venezolanos que se dedican a otros oficios, las mujeres del sector han despertado el malestar de las trabajadoras colombianas debido a que ofrecen sus servicios a un menor costo, lo cual es aprovechado por los explotadores. La situación ha provocado enfrentamientos entre mujeres de ambas nacionalidades, según denuncia Sintrasexco, el sindicato de este gremio.

La vida de esta población vulnerable no es la ideal. Se trata de un trabajo informal que además cuenta con un riesgo adicional para su salud: las enfermedades de transmisión sexual.

El Distrito adelanta diferentes campañas con el fin de reducir el riesgo de infección y evaluar el estado de salud de las trabajadoras sexuales. Son labores habituales que realiza la Secretaría de Salud en el sector, que sumado a los demás controles médicos que ofrece el gobierno local cuenta con una inversión de $5.000 millones de pesos.

Lea también: ONU: sigue llegando información de muertes por malnutrición en Venezuela

Pero esta es una suma pequeña comparada con la cantidad de venezolanos que viven en Bogotá. Según el Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos en Colombia (RAMV) en la ciudad viven 117.886 ciudadanos del vecino país. De ellos, 74.403 (el 63%) tienen permisos de permanencia y trabajo, mientras que el 37% (43.483) están de manera irregular.

La localidad de Santa Fe (donde se concentran las trabajadoras sexuales) es la que más indocumentados tiene, con 4.569. Le siguen Kennedy (4.036) y Suba (3.873). Es decir que entre estas tres localidades viven el 28%

El estar indocumentados, sin acceso a los beneficios del estado colombiano para su atención, favorece que muchos ingresen a la delincuencia, sean explotados laboralmente o que vivan en malas condiciones sin acceso a servicios públicos.