Sara Sofía Galván
Policía Nacional
17 Mar 2021 12:40 PM

Sara Sofía: por agua y aire autoridades buscan rastros de la niña en Bogotá

Tras dos meses de su desaparición y una cruel confesión de la mamá de la niña,  la Policía arrancó un serio operativo para ubicarla.

Luego de que el nombre de Sara Sofía Galván hiciera eco en toda Bogotá, las autoridades intensificaron la búsqueda de la bebé de 23 meses, de la que se perdió su rastro desde el 15 de enero de este año, cuando se la llevó su propia madre, con rumbo desconocido.

Tras la insistencia de su tía por encontrar a la pequeña, de quien tenía legalmente su custodia cuando desapareció junto a su madre, las autoridades dispusieron de un grupo especial para realizar una búsqueda hasta dar con el paradero de la niña.

Le puede interesar: Capturan a un hombre tras balacera en Bogotá: tenía un arma y varios celulares

Por eso, en la mañana de este miércoles 17 de marzo comenzó una búsqueda por aire y agua en el río Tunjuelito y sus alrededores, con el fin de encontrar rastros que permitan esclarecer qué pasó con la bebé.

La búsqueda esta mañana se ha centrado en esta zona de Bogotá debido a que las autoridades cuentan con una cruda confesión de Carolina Galván, madre de Sara Sofía, quien en una primera declaración dijo que la niña se le había muerto, por lo que ella había decidido arrojarla dentro de una bolsa a este río.

A través del grupo especial de rescate de la Policía de Bogotá, se realiza un recorrido por las aguas del río Tunjuelito, al tiempo que la zona es recorrida por un drone, buscando pistas de la menor de edad.

Lea además: Auxiliar de Policía se lanzó a un caño de Bogotá para salvar a indefenso perro

Esta búsqueda avanza mientras que por otro lado investigadores del CTI y Gaula de la Policía indagan otras hipótesis entre las que se contempla una posible venta de la menor de edad a una red de trata de blancas. 

De igual forma, tratan de ubicar a una supuesta mujer a quien la niña habría sido regalada; pues, en una segunda versión y cuando las autoridades indagaban a un hombre que sería pareja sentimental de Carolina, la mamá de Sara Sofía habría cambiado la historia, asegurando que le regaló su hija a una mujer que se ofreció a cuidarla.

Cruda confesión

La búsqueda de la niña de 23 meses de nacida, que fue raptada por su propia madre, iniciaron el pasado 15 de enero de 2021 en una vivienda del barrio Kennedy, donde vivía la pequeña bajo custodia legal de su tía, luego de que autoridades de infancia determinaran que la progenitora de la menor de edad no era garante de sus derechos.

Lea también: Colombianada: Mujer se bajó por la ventana de un Transmilenio después de pedir dinero

La familia de Sara Sofía denuncia que, pese a que de inmediato instauró una demanda por rapto y desaparición, las autoridades no habrían actuado con prontitud debido a que quien tenía en su poder a la menor de edad era su propia madre.

Sin embargo, tras pasar los días e insistir y demostrar que la mujer no garantizaba seguridad y protección para la niña, las autoridades comenzaron una investigación para dar con el paradero de la mujer y la bebé.

Esta búsqueda dio un pequeño resultado el 8 de febrero cuando Carolina Galván fue ubicada en inmediaciones a la Avenida Ciudad de Cali con calle 38 Sur, detrás de Corabastos, catalogada como zona roja de Bogotá, donde la mujer se encontraba ejerciendo la prostitución.

Búsqueda de Sara Sofía

Al ser abordada y cuestionada por el paradero de Sara Sofía Galván, la madre de la pequeña, con total frialdad aseguró a las autoridades que estaba muerta. En medio del cruel relato, la mujer dijo que, supuestamente, la bebé se le murió y que su cuerpo lo tiró dentro de una bolsa al río Tunjuelito

Le puede interesar: Se revela video del momento en que vehículo cae de un quinto piso, en Medellín

Sin embargo, posteriormente la mujer cambió la versión asegurando que la niña estaba viva y que se la había regalado a una mujer de la cual se desconoce su identidad y paradero.

La investigación para ubicar a la pequeña Sara Sofía sigue en marcha mientras Carolina Galván se encuentra en libertad

La familia de la niña hace un llamado a quien pueda tener información, ya que la versión que dio la progenitora de la pequeña no termina por convencerlos y sospechan que la bebé puede haber sido vendida en medio de un caso de tráfico de menores de edad.

Como servicio social, la familia pide a la comunidad tener en cuenta los rasgos de la niña y dar aviso a las autoridades si consideran que coinciden con una bebé de 23 meses de nacida, de piel blanca, cabello rubio ondulado en las puntas, ojos azules y con un lunar al lado derecho de nariz.

Fuente
LA FM