Un médico de una ambulancia en Bogotá fue atacado por robarle una cadena
Ambulancias en Bogotá
Canal RCN
12 Mar 2020 06:29 PM

Recolectan pruebas en caso de muerte de joven que habría sido lanzada de una camioneta

La Fiscalía priorizará la investigación por los extraños hechos en los que murió Ana María Rojas Castro.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

La Fiscalía General priorizará la investigación por los extraños hechos en los que murió la joven Ana María Rojas Castro, quien habría sido lanzada de una camioneta cuando iba con tres amigos a una fiesta en la noche del pasado 5 de marzo.

Las primeras informaciones indican que la joven estudiante de psicología iba a ir a una discoteca ubicada en la calle 116, en el norte de la capital de la República. Sin embargo, nunca llegó a ese lugar.

En contexto: Muere joven apuñalado en medio de atraco en Bogotá

Sin embargo, Ana María fue encontrada en la calle 80 con carrera 69 K con varias heridas en su cabeza y extremidades inferiores. Los agentes de la Policía que recibieron el reporte de los vecinos la trasladaron hasta el Hospital Simón Bolívar, pero debido a la gravedad de las heridas, falleció.

Aura Rojas, hermana de Ana María, aseguró que ella manifestó que iba a salir con tres amigos (Mateo Reyes, Paul Naranjo y Julián Ortegón). Se comunicó varias veces vía WhatsApp con sus familiares, sin embargo, a las 9:30 de la noche no volvieron a saber nada de ella.

El 6 de marzo, un joven identificado como Mateo Reyes, publicó un mensaje en Facebook en el que pedía los contactos de los familiares de Ana María, puesto que ella había sufrido un accidente de tránsito.

Lea además: Exsecretaria de Uribe, señalada en caso ‘Ñeñepolítica’, salió del país

“Mi mamá me cuenta eso y yo le digo que llamemos a la Policía para que nos ayuden a buscar, pero como a los diez minutos me dice Mateo que ella estaba en el Simón Bolívar (...), mi mamá llega allá y le dicen que no hay una niña con ese nombre, pero que había una NN”relató la joven en diálogo con RCN Radio.

Recordó que al llegar al centro médico, una de las patrulleras que trasladó a la joven al hospital les dijo que “ella (en referencia a Ana María) había metido como medio troncó en una camioneta que es de Paul y que él arranca y ella pierde el equilibrio. También está la versión de que ella fue botada de la camioneta, ella tiene un golpe terrible en la cabeza".

"La patrullera nos dijo que ella tenía como un hueco (...), el celular de ella no aparece y el bolso tampoco. La patrullera nos dice que ella tenía el bolso en el brazo y que si ella hubiera sido arrollada todo hubiese salido a volar, no tenia raspaduras, en la parte de adelante no se le veían cosas terribles, solo en la cara", explicó.

La hermana de Ana María considera que según las primeras versiones se puede concluir que a ella le pegaron y la botaron. Medicina Legal dice que el certificado sale como muerte violenta, así incluso lo pusieron en la historia clínica. La patrullera nos dijo que testigos vieron como la botaron, no que fue arrollada. Sin embargo, Mateo la auxilió, pero no dice qué pasó".

Considera que los tres jóvenes saben exactamente lo que pasó, sin embargo, han cambiado repetidas veces la versión de los hechos. “Mateo también dice que ellos tienen una discusión, ella se va a la ventana del conductor, o sea de Paul y discuten, y que el arranca muy bruscamente y que ella da unos giros y cae, y ahí es donde se fractura la cabeza".

Ver más sobre: Estaciones de Transmilenio tendrán elementos para lavar las manos

Pero la declaración de Mateo –reconoce- ha cambiado en por lo menos tres oportunidades, por lo que ya no saben si creerle o no. “No sabemos si los tres tuvieron la culpa o quién, pero ninguno ha querido confesar, se han escudado en su versión”.

La Fiscalía General, según explicaron fuentes cercanas, recolectará pruebas documentales –entre ellas las cámaras de seguridad y los registros de los celulares de los tres jóvenes para establecer sus movimientos a través de las celdas-, así como los testimonios de los vecinos que dieron aviso a la Policía y la versión de los uniformados que llegaron como primeros respondientes.

El organismo le abrió investigación preliminar a  Mateo Reyes, Paul Naranjo y Julián Ortegón.