policianacional1.jpg
Colprensa
28 Ene 2020 01:30 PM

Proponen que concejales entreguen dos policías de su esquema para que vigilen Transmilenio

Mediante un proyecto de acuerdo buscan que los concejales renuncien a tener dos agentes motorizados.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

Fue radicado en el Concejo de Bogotá un proyecto de acuerdo que propone que los concejales de la capital renuncien a dos policías motorizados que los custodian, para estos uniformados apoyen la seguridad del sistema Transmilenio

El proyecto fue radicado por la concejal del movimiento, Bogotá Para la Gente, Marisol Gómez, quien afirmó que es necesario que la protección de los concejales debe ser asumida por la Unidad Nacional de Protección y no por la Policía. 

Le puede interesar: Grave accidente de bus del SITP deja una persona muerta

“Mientras logramos que el Gobierno Nacional destine más policías para Bogotá, es necesario usar de manera más eficiente el pie de fuerza pues apenas tenemos 193 policías por cada 100 mil habitantes”, dijo. 

Esto es “un 40% menos de lo que recomienda la Organización de Naciones Unidas, según la cual, una ciudad con la población de Bogotá debería contar con 320 uniformados por cada 100 mil habitantes”, agregó Gómez. 

La concejal de la ciudad aseguró que es necesario que se aumente el pie de fuerza en ese sistema de Transporte de la ciudad, debido al aumento que se dio en las más recientes cifras de hurto, con respecto a las anteriores. 

“El objetivo es que esos 90 policías con sus respectivas moticicletas vayan a conformar una Unidad de Reacción Inmediata para atender el alarmante crecimiento del hurto en la ciudad“, explicó. 

Lea acá: Hombre capturado junto a Aida Merlano sería el mismo que la ayudó a escapar

“El año pasado, el hurto en Bogotá, con respecto a 2018, creció 20% y solo en Transmilenio creció 44%. Entonces yo creo que una URI conformada con estos 90 policías y sus respectivas motos le harían muy bien a la ciudad”, añadió la concejal. 

El proyecto deberá ser debatido y aprobado para que los integrantes de esa corporación puedan renunciar al uso de los dos agentes que los custodian y lograr que sean asignados a la seguridad de Transmilenio.