Familias Embera duermen en la calle
ntrujillo
17 Ago 2020 08:50 AM

Personería de Bogotá cuestiona a la Alcaldía por traslado de indígenas embera

El organismo de control hizo un llamado a las autoridades distritales, nacionales e indígenas.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

Después de que indígenas embera, que se encuentran en los alrededores del parque Tercer Milenio en Bogotá, rechazaran su eventual traslado al centro hospitalario instalado en Corferias, la Personería de la ciudad cuestionó a la Alcaldía por el manejo de la situación.

La personera (e), Rosalba Cabrales, aseguró que se debe garantizar vivienda digna para esas personas por parte de las autoridades, que han mostrado falta de articulación, según ella, en la entrega de ayudas a esa población.

"La Personería de Bogotá reitera el llamado de urgencia realizado a la Administración distrital y al Gobierno Nacional para que se brinde y se garantice el derecho a una vivienda digna de la población indígena embera", dijo la funcionaria.

Lea también: Nuevo choque entre indígenas embera y Distrito por traslado a Corferias

"Esta población ya lleva más de tres semanas ubicada en el parque Tercer Milenio, en el acompañamiento que realizamos en cumplimento del acta firmada entre la Administración distrital y la población indígena emberá, se pudo evidenciar una falta de articulación", agregó.

Esto se notó, "toda vez que las ayudas no solamente tienen que ser de carácter coyuntural, sino estructurales y siempre teniendo en cuenta la visión étnica de esta población", sentenció Cabrales.

Ese organismo de control pidió a las autoridades del orden nacional y distrital que se establezcan programas de asistencia a mediano plazo, pero también hizo un llamado a la población indígena para que maneje de forma adecuada las ayudas que recibe y cumpla con los protocolos de bioseguridad.

Lea acá: Norte y oriente de Bogotá, divididos por nueva cuarentena sectorizada

En las últimas horas trascendió que los indígenas rechazaron ir al centro hospitalario de Corferias por las medidas de bioseguridad que se les iban a imponer allí y porque no iban a poder salir constantemente a las calles. Afirman que necesitan ejercer sus actividades económicas.

La Secretaría de Gobierno, por su parte, aseguró que ya todo estaba dispuesto para llevarlos allí y realizar el cerco epidemiológico tras la confirmación de siete casos positivos de la COVID-19 entre ese grupo de personas, pero finalmente no decidieron tomar la opción.