Protestas en Bogotá
Estallido de la ciudadanía de Bogotá
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital
9 Dic 2020 09:16 PM

Muerte de Javier Ordóñez: Concejo escuchó a familiares de fallecidos en protestas

Los allegados de los jóvenes calcinados en un incendio en el CAI San Mateo, en Soacha (Cundinamarca), también contaron sus historias.

Ante la plenaria del Concejo de Bogotá, familiares de algunas de las personas fallecidas en medio de las protestas del 9 de septiembre tras la muerte de Javier Ordóñez a manos de dos agentes de la Policía. 

Los relatos se conocieron en medio de un homenaje que realizó la Corporación a las ocho personas que murieron en la capital. Según algunas versiones, las investigaciones por los abusos de la fuerza durante la jornada van a paso de tortuga.

Lea también: Muerte de Javier Ordóñez: ¿En qué van el proceso contra policías implicados?

Nury Rojas, madre de Angie Paola Baquero, una de las jóvenes fallecidas en el sector de Aures, en la localidad de Suba, contó que "esto nos conllevó a toda mi familia y a mí a cosas, de pronto, inexplicables. Yo quiero que haya justicia".

"Quiero que el Policía, porque se sabe que fue un Policía, el que le disparó a mi hija esté tras las rejas cumpliendo las cosas que tiene que hacer porque igual pase lo que pase él va a estar vivo, va a tener la visita de la familia, va a estar respirando, pero mi hija no", agregó.

Después se pronunció Harold Ramírez, familiar de Julieth Ramírez, otra de las jóvenes que murió en el mes de septiembre; en su intervención detalló que las personas cercanas a ella se han visto afectadas por lo ocurrido y pidió justicia.

"Esos actos demenciales, porque no tienen otro nombre, afectaron absolutamente a toda una familia, a toda una estructura, todos los sueños, todos los proyectos y en mi caso, con el mayor respeto, literalmente dicho por la Fiscalía, ella fue víctima total e inocente de la situación", expuso.

CAI de San Mateo

Pero no solo se pronunciaron allegados de esas víctimas. Al recinto del Concejo también llegaron las familias de los jóvenes quemados en un incendio en el CAI de San Mateo en Soacha (Cundinamarca), justamente una semana antes de lo ocurrido con Javier Ordóñez.

En un sentido discurso, Alejandra Ramírez, hermana de uno de los jóvenes fallecidos por quemaduras en la conflagración, culpó a la Policía y contó que: "ese día íbamos para visita del medio día y no les dieron visita. Los tenían maltratados, no les daban la comida".

Le puede interesar: Caso Javier Ordóñez: se revelan detalles de fallo contra expatrulleros involucrados

"Fallecieron once muchachos calcinados. La verdad es que exigimos justicia", dijo la mujer, a quien se unió Pedro Sánchez, cuñado de otro de los jóvenes que murió en circunstancias que aún se investigan, tras versiones que señalan a los agentes de ser responsables del incendio.

"A varios de los muchachos les apareció en el cuerpo gasolina. Entonces, nosotros lo que exigimos como familia es que nos aclaren porque había gasolina, por qué tenían candela ellos, qué fue lo que pasó realmente ese día porque ellos duraron entre 20 y 30 minutos metidos en la candela", relató.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López también se pronunció al respecto de quienes fallecieron en las protestas por lo sucedido con Javier Ordóñez en Engativá,  y dijo que después de tres meses de lo ocurrido aún no hay respuestas y pidió que se haga justicia.

Lea también: Familiares de jóvenes quemados en Soacha realizaron plantón

Asimismo, agregó que la Alcaldía no va a permitir que haya impunidad y señaló que hay acuerdos de cooperación con organizaciones internacionales y con la Alta Comisionada para los DD.HH., para hacer,  "un informe de verdad y memoria".

Concejales de varias bancadas también intervinieron agradeciendo a las víctimas por contar su relato y señalando que son varias las acciones que la corporación ha realizado y realizará para que se conozca la verdad de ambos hechos y se determinen responsabilidades.