23 Mayo 2016 08:56 PM

Germán González, nombrado nuevo gerente del Acueducto de Bogotá

El nuevo gerente es abogado con especialización en Socioeconomía de la Universidad Javeriana y de Derecho Internacional de Transporte de la Universidad Externado de Colombia.
Luego de la renuncia de Eva María Uribe ante el Alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, tomó posesión como nuevo gerente general de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá EAB-ESP, el abogado y experto en servicios públicos, Germán González Reyes.
 
El nuevo integrante del gabinete distrital liderará a la empresa de agua más grande del país, que cuenta hoy con más de dos millones de usuarios y abastece con agua potable a la capital y a once municipios de la región central de Colombia.
 
El nuevo gerente anunció que le resulta prioritario implementar buenas prácticas empresariales en la empresa, donde los criterios para la toma de decisiones se basen en lo técnico y con absoluto respeto y cuidado de los recursos públicos.
 
“Impulsaré las buenas prácticas que contribuyan a direccionar a la empresa con criterios empresariales de eficiencia, eficacia y donde la transparencia sea un principio fundamental. Necesitamos el apoyo de los empleados y de toda la ciudadanía para hacer de la EAB algo mejor, que nos permita posicionarnos como una de las grandes empresas de agua de América Latina”,  indicó González Reyes.
 
Así mismo, señaló que la empresa deberá promover campañas por la protección de las áreas que han estado históricamente relacionadas con el agua de la ciudad, a la vez que se impulsarán iniciativas para que los bogotanos puedan interactuar en nuevos espacios de la ciudad en torno al agua.
 
Finalmente, con relación a la situación de la empresa, el nuevo gerente dijo que “es evidente que es una empresa que en los últimos 10 años sus ingresos no crecieron al ritmo que lo hicieron sus gastos; que no transfiere utilidades importantes al Distrito; que creció de manera desproporcionada la planta de personal en los últimos 15 años; que ingresó al negocio del aseo que no es compatible con sus capacidades empresariales; que no se maduraron lo suficiente los proyectos de inversión que se necesitaban acometer de manera urgente y que el nuevo esquema tarifario que habrá de adoptar la empresa en los próximos días, exigirá que las obras e inversiones que se incluyan para ser ejecutadas en los próximos años sólo se podrán acometer con una gran capacidad operativa de la empresa, la cual necesitará de esfuerzos adicionales a los realizados en las últimas administraciones.”
Fuente
Sistema Integrado Digital