Captura de funcionario público
Foto: Colprensa
28 Nov 2019 09:34 AM

Capturan a delincuentes que se dedicaban a extorsionar a transportadores en Bogotá

Uno de los detenidos era el cabecilla de la banda ‘Los Gavilanes'.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@Yur_cald

La justicia bogotana impuso medida de aseguramiento en una cárcel a cinco personas, y detención domiciliaria para para otras tres por extorsión.  

Según se pudo conocer, que los ocho detenidos formaban parte la banda criminal ‘Los del Santa’, se dedicaban a extorsionar a conductores de servicio público formal e informal, para dejarlos ejercer su trabajo. El grupo tenía el control territorial de los barrios Laches, Gavio y Dorado, ubicados en la localidad de Santa Fe. 

Lea también: El limbo jurídico tras fallo que ordenó volver a votar el POT de Peñalosa

Tras varias semanas de investigación, las autoridades lograron identificar que estas personas habrían amedrantado por lo menos 20 víctimas, apoderándose de una cuantía aproximada de $30´000.000. 

Los procesados, quienes aceptaron los cargos, son: Jhon Jairo Rey Lara, José Israel Martínez Carvajal, Juan José Rodríguez Ramos, Jeison Manuel Pulido Cuadrado, Daniel Steve Vargas Díaz, Vicky Paola Rey Martínez, Oscar Javier Díaz Vanegas y Pablo Emilio Gómez Cristancho. Los tres últimos fueron los beneficiados con la detención domiciliaria. 

En otro caso, se logró la captura del presunto cabecilla de la banda delincuencial ‘Los Gavilanes’, responsable de también extorsionar a transportadores informales en el sur occidente de Bogotá. 

Le puede interesar: Comerciantes protagonizan plantón en el Gran San, centro de Bogotá

El hombre identificado como Hugo Silva, tenía más de tres años cobrando cuotas diarias, semanales, mensuales y anuales, a conductores que, con sus vehículos particulares, cubrían rutas desde el portal de Transmilenio de Las Américas hasta diferentes barrios de la localidad de Bosa. 

‘Los Gavilanes’ pedían diariamente entre 3 mil y 5 mil pesos diarios a los bicitaxistas, 8 mil a los mototaxistas, y 20 mil pesos a los dueños de camionetas o colectivos. También se conoció por parte de las víctimas que las exigencias económicas que recibían eran acompañadas de amenazas de muerte, agresiones físicas o daños a los automotores.