Wuhan
AFP
9 Mar 2020 07:00 AM

Por alerta de coronavirus, Apple le permite a sus empleados trabajar desde sus casas

Apple tiene más de 100.000 trabajadores en todo el mundo y presencia en 119 países.
agenciaefe
Agencia
Efe

Apple ha dado la opción a la mayoría de sus empleados, también de España, de trabajar desde sus casas ante la expansión del coronavirus, lo que ha hecho a través de una carta remitida de forma interna en la compañía por el consejero delegado de la empresa, Tim Cook.

La firma tecnológica estadounidense, con sede en Cupertino (California), ha tomado a nivel global esta decisión que afecta a la mayoría de la plantilla, según han confirmado este martes a EFE fuentes del sector, que no han precisado durante cuánto tiempo los empleados tendrán esta alternativa, que actualmente está en vigor.

Apple tiene más de 100.000 trabajadores en todo el mundo y presencia en 119 países.

Por otra parte, Orange ha confirmado este lunes su primer caso de coronavirus en España, que ha afectado a una empleada de la compañía que trabaja en la sede central de la operadora en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

El operador ha mandado a trabajar desde casa a los 20 empleados cercanos a la persona contagiada.

Pese a que grandes corporaciones están tomando este tipo de medidas, muchos trabajadores japoneses siguen acudiendo a diario a la oficina pese a la recomendación del Gobierno de trabajar desde casa para frenar la propagación del coronavirus, una medida que no ha calado en la cultura laboral nipona.

La directriz del Gobierno ha tenido una tibia acogida entre las empresas japonesas, sobre todo entre las pymes, debido a las dificultades logísticas para aplicarla o al apego a una cultura laboral donde la presencia del empleado en la oficina es tradicionalmente más valorada que su productividad.

No obstante, algunas de las empresas niponas más importantes sí han comenzado a aplicar el teletrabajo con rapidez y a gran escala, entre ellas las corporaciones de telecomunicaciones NTT y GMO o la multinacional de cosméticos Shiseido, que han mandado a casa durante al menos dos semanas a sus miles de empleados.

También lo ha hecho el gigante mediático y publicitario Dentsu, cuya sede central próxima al mencionado distrito de Shimbashi -un imponente rascacielos de acero y cristal con bordes afilados- se encuentra estos días prácticamente desierta.

La compañías también han intentado promover otras medidas para mejorar la conciliación de la vida laboral y la familiar, como fomentar los horarios flexibles y el trabajo desde casa o animar a los trabajadores a tomarse más vacaciones, pero con escaso éxito.

Fuente
EFE