Asteroide potencialmente peligroso
La NASA busca la forma de desviar la órbita del asteroide Bennu
Javier Jules
11 Dic 2018 01:16 AM

Nasa encuentra agua en el asteroide Bennu

La nave de la agencia espacial volverá a la tierra en 2023, con muestras de lo encontrado.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

La nave OSIRIS-REx, que se encuentra desde la semana pasada orbitando alrededor de Bennu, descubrió la presencia de agua en ese asteroide primitivo compuesto por las mismas moléculas que dieron origen a la vida en la Tierra, informó la NASA.

"Información recientemente analizada procedente de la misión del Explorador de Orígenes, Interpretación Espectral, Identificación de Recursos y Seguridad de Regolitos (Osiris-Rex, por sus siglas en inglés) ha revelado la presencia de agua en la arcilla que conforma su objetivo científico, el asteroide Bennu", apuntó la NASA en un comunicado.

Vea también: NASA ofrece un consejo para rescatar a Tony Stark tras su pelea con Thanos

Dicha información, obtenida gracias a los dos espectrómetros con los que está equipado la sonda, indica la presencia de hidroxilos, moléculas que contienen átomos de oxígeno y de hidrógeno adheridos entre sí.

Los investigadores responsables de la misión "sospechan" que estos hidroxilos se encuentran en todo el planetoide, agrega el comunicado, aunque la NASA cree que su presencia sería apenas residual.

Consulte también: NASA descubre un espectacular iceberg rectangular en la Antártida

"Puesto que Bennu es en sí mismo demasiado pequeño para haber albergado agua, el descubrimiento indica que en algún momento se dio la presencia de este líquido en algún cuerpo paralelo, seguramente un asteroide mucho más grande", concluyó la agencia espacial estadounidense.

El pasado 3 de diciembre la NASA anunció que la OSIRIS-REx había completado la primera fase de su misión, que consistía en alcanzar la órbita del asteroide y, a partir de ahora, acompañará a Bennu como si fuera su satélite, para estudiar cómo se desplazan los planetoides sin una onda gravitatoria definida.

Lea también: Con maniobra peligrosa, sonda InSight va a tocar superficie de Marte

A lo largo de los próximos doce meses, además, trabajará en localizar un lugar idóneo para el aterrizaje en el asteroide, con el fin de comenzar a recoger muestras que puedan ser analizadas cuando la aeronave vuelva a casa.

"Cuando las muestras de esta misión lleguen a la Tierra, en 2023, los científicos recibirán un tesoro oculto de nueva información sobre la historia y la evolución de nuestro sistema solar", dijo la responsable de instrumentación de la misión y científica de la NASA, Amy Simon, citada en la nota.