Imagen ilustrativa de una ruta en Estados Unidos
Imagen ilustrativa de una ruta en Estados Unidos
Foto suministrada por Indra
31 Oct 2019 01:33 PM

Así funcionará el sistema de peajes inteligentes en Estados Unidos

Dependiendo de la densidad del tráfico y el tipo de vehículo se pagará el monto, sin necesidad de detenerse. 

Indra, una de las principales empresas globales de tecnología y consultoría, se adjudicó un contrato por importe de 75 millones de euros con la concesionaria I-66 Express Mobility Partners, participada en un 50% por Cintra, para implantar la tecnología de peaje que permitirá operar la autopista I-66 con un innovador sistema de tarificación dinámica. 

Una vez completado, el tramo de la autopista I-66 Outside the Beltway, que une la carretera I-495 con la US Highway 29 cerca de Gainsville, en Virginia, contará con tres carriles libres y dos carriles con peaje dinámico (Managed Lanes).

Indra implantará en la I-66 un sistema de peaje automático free-flow, de su línea de soluciones Mova Collect, que detectará la intensidad del tráfico en tiempo real y ofrecerá datos sobre la densidad del tráfico, el tipo de vehículo, ocupantes del vehículo y otras variables que facilitarán el cálculo de la tarifa de forma dinámica.

Lea también: Así fue como mano robótica aprendió a resolver el cubo rubik

La solución de Indra, basada en pórticos free-flow, permite el paso de los automóviles sin que tengan que reducir la velocidad y, por primera vez en un proyecto, integra el sistema de detección de ocupantes en cada pórtico del peaje.

Gracias a esta solución, se podrán modificar las tarifas del peaje en los carriles exprés según la demanda del tráfico a lo largo del corredor, con una frecuencia de tres minutos. Por ejemplo, si el tráfico aumenta en dichos carriles, se puede modificar la tarifa, de forma que se reduce el número de usuarios dispuestos a pagar, disminuye de nuevo la intensidad del tráfico y se mejoran los tiempos de recorrido.

Así, es posible garantizar el nivel de servicio a los usuarios de los carriles exprés, manteniendo una velocidad de circulación más alta que en los carriles gratuitos, y la tarificación dinámica se convierte en una herramienta avanzada de gestión del tráfico. La solución de Indra informará a los conductores de las tarifas para que puedan optar por los carriles gratuitos o de pago. El diseño altamente redundante de la compañía maximizará el número de transacciones facturables, incluso en el caso de que fallase algún dispositivo, y permitirá realizar las labores de mantenimiento por la noche, cuando la afluencia de vehículos es menor.

La tecnología de sensorización con la que cuenta la solución de Indra contribuirá a ofrecer la mayor seguridad vial y a reducir la contaminación, haciendo la movilidad más sostenible en uno de los corredores más congestionados del país. La solución de peaje Indra es una de las más avanzadas que existe actualmente, al incorporar capacidades de Inteligencia Artificial y deep learning, de integración con los vehículos conectados y con el sistema de detección automática de ocupantes en vehículos de la compañía.

Fruto del esfuerzo de Indra en I+D+i, el sistema de detección de ocupantes con deep larning de la compañía demostró este mismo año la mayor tasa de precisión en el contaje exacto del número de ocupantes en un piloto realizado en San Francisco, frente a las otras dos empresas de todo el mundo que cumplían con los criterios mínimos exigidos para participar.

Gracias a la visión artificial y a la inteligencia artificial, el sistema puede detectar automáticamente, en tiempo real, de forma no intrusiva y con una alta fiabilidad el tipo de vehículo que circula por una vía, así como los ocupantes delanteros y traseros. De este modo, el sistema ayudará a los operadores a gestionar el proceso de cobro.

La solución de peaje dinámico de Indra también será capaz de mejorar su rendimiento y “aprender” mediante deep learning a medida que se capturen más datos en tiempo real durante la operación. Además, es escalable y tiene una gran flexibilidad para adaptarse a los cambios en las reglas de negocio y de clasificación de vehículos que requiera el cliente.

Lea también: ¿Qué tan importante es la inteligencia artificial para el desarrollo de su emprendimiento?

El proyecto para la I-66 Outside the Beltway también contempla un completo sistema de carretera que incluye las comunicaciones, los sistemas inteligentes de transporte (ITS) y la interfaz con el centro de gestión de tráfico del Departamento de Transporte de Virginia (VDOT), así como el mantenimiento de los sistemas por un año.

El sistema de gestión de tráfico de Indra, de la línea de soluciones Mova Traffic, ofrecerá a los operadores una visión única de lo que sucede en la autopista. Integrará los sensores de detección de vehículos, el sistema de videovigilancia (CCTV) y los paneles de señalización variable, en los que se ofrecerá la información sobre precios e incidencias relacionadas a los viajeros.

Innovación

Este contrato en Estados Unidos se suma al conseguido recientemente por Indra para implantar su tecnología en carreteras de Queensland, Australia y junto a proyectos logrados en los últimos años para los túneles que gestiona la DGT inglesa en Reino Unido y los túneles de Londres, confirman a Indra como uno de los líderes mundiales en smart mobility.

Para conseguir estos importantes contratos ha sido clave la apuesta de Indra por facilitar una movilidad más sostenible y respetuosa con el medioambiente, más segura, eficiente y sostenible, mediante la innovación y el uso de inteligencia artificial, big data, cloud o sistemas para integrar el vehículo conectado.

La innovación ya llevó a Indra a ser pionera en sistemas de peaje free-flow y sistemas de peaje multiconcesión. En este último caso, Indra implementó, también en Estados Unidos, un sistema de backoffice para la gestión y operación integrada de las autopistas LBJ Express y North Tarrant Express de Texas.

Ahora da un nuevo paso en el avanzado modelo de los peajes dinámicos (Managed Lanes), que hacen posibles nuevas políticas de movilidad más sostenibles, y cuya implantación está creciendo en Estados Unidos y tiene un gran potencial en los accesos a las grandes ciudades europeas.

Indra cuenta con una experiencia única en transportes, con más de 2.500 proyectos desarrollados en más de 100 ciudades y más de 50 países. Su oferta para Transportes, Indra Mova Solutions, cubre todo el ciclo de vida de los proyectos de sus clientes y combina las nuevas capacidades digitales, de integración, especialización e innovación que demanda el mercado, con la fiabilidad, el conocimiento del negocio, la tecnología propia para el transporte de Indra y la experiencia única de su equipo de profesionales.

En Colombia

Presente en el país desde hace más de 20 años, Indra es una de las principales compañías tecnológicas de Colombia. Cuenta con más de 3.000 profesionales y oficinas en las ciudades de Bogotá, Barranquilla y Medellín, así como con un Delivery Center (Centro de Producción de Software) en Pereira, un Centro de Excelencia Cloud en Bucaramanga y un Centro de Ciberseguridad en Bogotá.

Indra forma parte de algunos de los proyectos innovadores clave para el desarrollo tecnológico de Colombia en los sectores de Transporte & Defensa, y Tecnologías de la Información (TI) a través de su filial Minsait. Dentro de los proyectos más importantes se encuentran, en Medellín: la implementación de la tecnología del Túnel del Oriente, el más largo de Latinoamérica; la solución integral de movilidad que incluye el Metro, Metro Cable, Metro bus y Tranvía y la gestión del túnel de Parques del Río. 

Así mismo, en otros lugares de Colombia, Indra realizó la gestión del tráfico en el túnel del Renacer de Coviandes en la doble calzada Bogotá-Villavicencio y la Ruta del Cacao en Bucaramanga; la implantación de sus sistemas de peaje en Cundinamarca, Los Llanos y las Autopistas del Café; o el desarrollo de una avanzada plataforma de e-Government en Tunja, entre otros.

Recientemente, la compañía ha puesto en marcha el simulador de vuelo del avión Airbus A320, uno de los aviones de pasajeros más vendido del mundo y utilizado por las aerolíneas más importantes, con el que se pueden capacitar a 350 pilotos al año y ofrecer 7.000 horas de entrenamiento a través de una operación casi sin descanso las 24 horas del día.