cirugias-ingimage.jpg
Ingimage
1 Feb 2018 05:52 AM

Alerta en Medellín por pegante utilizado para realizar cirugías estéticas

Se trata de Metacrilato, la nueva sustancia usada para dichos procedimientos ilegales. La historia.

Una joven de 18 años recibió un regalo de su madre por haber cumplido la mayoría de edad. El regalo fue una cirugía estética para mejorar el tamaño de las caderas, un hecho que estuvo a punto de terminar en tragedia, pues en el Spa, al parecer una clínica de garaje, la inyectaron metacrilato, una sustancia química, un pegante, que terminó en su torrente sanguíneo.

El médico y concejal de Medellín, Bernaro Alejandro Guerra, denunció que este pegante es la nueva sustancia usada en cirugías estéticas ilegales, luego de que las autoridades aumentaran los controles contra la silicona industrial, que era la tradicionalmente utilizada. El concejal recordó que Medellín es la ciudad donde más turistas llegan al año para practicarse las llamadas cirugías de "vanidad".

En diálogo con LA FM, el concejal denunció que "la niña terminó en una unidad de cuidados intensivos porque en un centro de estética ilegal le echaron metacrilato, ya no están usando gel de silicona sino que usan este pegante. Le echaron 200 centímetros cúbicos para que se le pusiera dura la cadera, esta niña estuvo en riesgo de muerte. Quien inyecte metacrilato está cometiendo un homicidio, la falta de ética en estas cirugías no tiene límites".

La problemática por el uso de pegantes y otras sustancias peligrosas en cirugías plásticas es tal, que en menos de 10 meses han fallecido 40 mujeres, la mayoría menores de 25 años. Mientras en un hospital legal cobran hasta cinco millones de pesos por una cirugía para el aumento del busto, una clínica de garaje practica el mismo procedimiento por un millón de pesos, lo que al parecer ayuda a atraer a los pacientes.

Según un estudio de un grupo de concejales, las zonas más afectadas por los procedimientos estéticos ilegales son los barrios más exclusivos, como El Poblado y Laureles. Se espera que la Secretaría de Salud se pronuncie sobre estos hechos.