Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos, una pelea que no cesa
Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos, una pelea que no cesa
Colprensa
2 Jul 2018 05:04 PM

Uribe agradeció a todos por la Operación Jaque, menos a Santos

La pelea del expresidente con el saliente mandatario que lleva varios años se hizo evidente en esta fecha.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

El 2 de julio de 2008 en una zona selvática el Ejército Nacional rescató a 15 secuestrados por las Farc, entre ellos Ingrid Betancourt, en la afamada Operación Jaque, una cinematográfica acción que hoy, 10 años después, sigue siendo considerada "perfecta" desde el punto de vista militar.

Los rescatados sin disparar un solo tiro fueron, además de la excandidata presidencial, secuestrada el 23 de febrero de 2002; los contratistas estadounidenses Thomas Howes, Marc Gonsalves y Keith Stansell, secuestrados  desde el 13 de febrero de 2003, y once soldados y policías, algunos de los cuales llevaban más de 10 años en manos de las Farc.

El presidente Juan Manuel Santos, en la época ministro de Defensa del gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) recordó esta semana que los secuestrados por las Farc "se convirtieron en un dolor permanente" y para él era "una obsesión" buscar su liberación.

Hoy, cuando el país recordaba la proeza del Ejército, lo cierto es que la vieja pelea de Juan Manuel Santos con el ahora senador Álvaro Uribe Vélez salió de nuevo a la luz por cuenta de los agradecimientos que se hicieron.

Uribe, presidente de ese entonces, envió un saludo especial para los uniformados que participaron en la Operación Jaque. También saludó al general (r) Mario Montoya, director de esa gesta. Sin embargo, ni una sola referencia se hizo para Santos, el otrora ministro

“Liberación de secuestrados (Operación Jaque 10 años), gracias general  Mario Montoya, equipo de inteligencia y operativo, gracias a quienes participaron en ese esfuerzo desde 2002, a quienes lo hicieron posible con el abatimiento del campamento de las Farc dos meses antes (Farc invadía a Ecuador)”, escribió en sus redes sociales.

Al margen de estas discrepancias políticas, las desgarradoras imágenes de militares y policías encadenados y enjaulados en la selva que por tantos años indignaron al país, al parecer, dejaron de existir de manera definitiva.
 

Fuente
Sistema Integrado Digital y EFE