Senado de la República
Colprensa - Álvaro Tavera
24 Oct 2018 08:29 PM

Senado niega división de partidos en la reforma política

El argumento de las mayorías es que esas propuestas debilitaban las actuales fuerzas políticas.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

Con una votación de 61-18, la plenaria del Senado de la República votó negativamente las propuestas incluidas en la reforma política, a través de las cuales se buscaba autorizar el transfuguismo y la escisión de los partidos políticos.

La iniciativa buscaba entregarle la facultad a los congresistas para que, por una sola vez, pudieran cambiarse de colectividad sin recibir sanciones y sin incurrir en doble militancia.

(Le puede interesar: Congresistas podrían ‘migrar’ de un partido a otro sin ser sancionados)

La escisión tenía el propósito de permitir la división de los partidos, y autorizar la creación de nuevos movimiento cuando el 25% de la totalidad de la bancada estuviese de acuerdo con ello.  

Sin embargo, los congresistas consideraron mayoritariamente que estos planteamientos debilitaban las actuales fuerzas políticas e iban en contra del espíritu del acto legislativo.

Los parlamentarios también le dieron vía libre en segundo debate al artículo de la reforma política que establece mecanismos de democratización interna de los partidos, para definir sus candidatos a corporaciones públicas que irán en listas cerradas. 

Como el texto aprobado establece sanciones para los partidos que avalen candidatos cuestionados, investigados o condenados, la Farc propuso un parágrafo nuevo, que finalmente fue aprobado, para proteger su personería jurídica.

(Lea también: Reforma política pasa en primer debate con artículo para eliminar el CNE)

El senador Pablo Catatumbo dijo que “sí vemos que hay un amenaza y pedimos a la plenaria del Senado que nos acompañe en este parágrafo”.

El argumento es que la gran mayoría de los líderes de la ex guerrilla tienen procesos pendientes con la Justicia, lo cual los hubiese perjudicado.

Catatumbo dijo además que esto hace parte del cumplimiento de los compromisos que hizo el Estado con el proceso de paz firmado con las Farc.