Santos-Presidencia-LA-FM5.jpg
29 Ene 2018 07:12 AM

Santos ordenó suspender mesa de diálogos con el ELN

Desde La Palma, el presidente hizo este pronunciamiento luego de los atentados en Atlántico y Bolívar.
La
Fm

El presidente Juan Manuel Santos ordenó suspender la mesa de diálogos con el ELN, luego de confirmarse que esa guerrilla es responsable de los atentados cometidos contra la Policía Nacional en Atlántico y Bolívar.

Desde La Palma (Cundinamarca), donde se reunió con varias víctimas del conflicto armado del país, el mandatario dijo que no puede instalarse el quinto ciclo de diálogos con esa guerrilla dentro de la negociación que se adelanta en Quito (Ecuador).

He tomado la decisión de suspender el quinto ciclo de negociaciones con el ELN”, dijo el Jefe de Estado como respuesta a los atentados terroristas.

El Presidente reclamó del ELN coherencia "entre sus palabras y sus acciones", y dijo que "la Fuerza Pública deberá seguir cumpliendo sus deberes constitucionales con la máxima determinación".

"He tomado la decisión de suspender la instalación del quinto ciclo de conversaciones que estaba prevista para los próximos días (...) el quinto ciclo de conversaciones se instalará cuando el ELN haga compatible su conducta con la exigencia de paz del pueblo colombiano y de la comunidad internacional", insistió.

Santos defendió además que el gobierno ha sido generoso y ha mostrado su voluntad de paz, que "no puede ser vulnerada" por la coyuntura política.

"Se trata de una voluntad fundamentada en principios y en mi deber de proteger al pueblo colombiano. Sin embargo, los hechos son tozudos y el comportamiento del ELN me obliga a asumir con esta organización lo que he denominado la doctrina 'Rabin': Se combate el terrrorismo con toda contundencia como si no hubiese negociación de paz, y se negocia como si no hubiese terrorismo", agregó.

Los diálogos con el ELN están en suspenso desde el 10 de enero, cuando los guerrilleros – reconocidos por el gobierno como la última guerrilla del país–, iniciaron una ofensiva contra la Fuerza Pública y la infraestructura petrolera.

La avanzada ocurrió después de que finalizara la primera tregua bilateral y cuando estaba previsto que comenzara la quinta ronda de conversaciones.