IMG_5168.jpg
Cámara de Representantes / cortesía Inaldo Pérez
28 Nov 2017 08:22 AM

Reforma política podría hundirse hoy en el Senado

La reforma política y electoral que se discute en el Congreso vía Fast Track podría quedar archivada esta misma tarde en la plenaria del Senado por falta de apoyo de los partidos.
La
Fm

En las últimas horas un grupo de más de 40 congresistas firmaron una carta en la que señalan que el propósito del proyecto se desdibujó desde su trámite en la Cámara de Representantes y por eso no respaldarán la iniciativa.

El senador Armando Benedetti culpó al Gobierno de que este acto legislativo ya esté prácticamente hundido.

“Si se revisa el último tramo del Fast Track, el principal enemigo del Fast Track es el Gobierno, debido a que privilegió las relaciones con Cambio Radical y dejó descuadernar la Unidad Nacional. Claro que hay congresistas chantajeando y pidiendo puestos, pero la responsabilidad es del Gobierno”, señaló.

El exministro Juan Fernando Cristo dijo que si se modifica el texto y se incluye todo lo que se plasmó en el acuerdo de paz, la reforma política podría salvarse, de lo contrario no sirve para nada.

“La reforma tal cual como está, es un retroceso para la política en Colombia, debilita los partidos, genera anarquía, debilita los controles a la financiación, no avanza en la consolidación de una organización electoral verdaderamente autónoma e independiente, no cumple los acuerdos de paz, es decir, no tiene nada bueno”, indicó.

El senador Iván Cepeda dijo que al proyecto se colgaron muchos micos, pero aún quedan puntos que se pueden salvar.

“Hay un aspecto que es importante y es reglamentar las coaliciones para los grupos minoritarios, creo que eso es una necesidad para garantizar el principio de igualdad entre fuerzas políticas en las próximas elecciones. Hay también una adquisición progresiva de derechos para movimientos ciudadanos que creo que es importante. Hay aspectos improcedentes como por el transfuguismo político para estas elecciones”, manifestó.

Los congresistas han planteado que lo mejor es que se permita el archivo del proyecto y que el Gobierno radique otro el próximo año que sí modifique verdaderamente el sistema electoral colombiano.