Empleados, empresas
COLPRENSA
10 Dic 2020 08:39 AM

Reducción de jornada laboral: presidente del conservatismo pide no apoyar proyecto

Omar Yepes señaló que no es el momento de incurrir en populismos con la difícil situación del país.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

Continúa la polémica en el país por cuenta de un proyecto de ley impulsado por el uribismo para que la jornada laboral se reduzca de 48 a 40 horas semanales.

Esta iniciativa ha tenido una fuerte oposición por parte de los gremios y los empresarios, que consideran que una medida de esa naturaleza va en contra de la generación de empleo.

Lea aquí: Se aplaza debate en el Congreso para regular el trabajo en casa

Aunque la propuesta pasó por amplia mayoría en la plenaria del Senado, todo el debate que se ha generado en torno a la misma, ha hecho que algunos dirigentes políticos también comenzaran a pronunciarse.

El presidente del partido Conservador, Omar Yepes, pidió a su bancada no apoyar este proyecto que ahora pasa a Cámara y que, según él, podría debilitar aún más la economía.

La economía del país está seriamente debilitada por la pandemia, por eso nos parecen inconvenientes algunos proyectos que están circulando en el Congreso, particularmente el de reducción de jornada laboral de 48 a 40 horas semanales”, indicó.

El partido Conservador, que ha sido un partido serio y austero en materia fiscal, no debería votar esos proyectos y dejar una posición clara y contundente sobre el particular. Esta no es época de populismos, ni de tratar de ganar aplausos de la galería, sino de tratar de ser muy responsables con la situación que actualmente se vive en el país”, manifestó.

Lea también: Uribe sale en defensa de Carrasquilla y sus capacidades para llegar al BanRepública

El expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien es el principal promotor de esta idea, ha venido haciendo pedagogía sobre este proyecto de reducción de jornada laboral y explicando que la misma no afectaría los ingresos de los trabajadores.

El proyecto de ley establece que el tiempo que se reduzca de la jornada de trabajo semanal, podría invertirse en más horas de descanso, de esparcimiento y de compartir con la familia.