Judicial, Santa Marta, Magdalena, Policia
Cortesía
20 Sep 2020 02:44 PM

Procurador respalda proyecto para prohibir los castigos físicos a menores

Según Fernando Carrillo la práctica de la violencia ha venido "gobernando los hogares".

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, pidió al presidente de la Comisión Primera del Senado de la República, Miguel Ángel Pinto Hernández, aprobar el proyecto de ley que prohíbe el uso del castigo físico o tratos degradantes contra niños, niñas y adolescentes.

En carta enviada al senador, el jefe del Ministerio Público avaló el propósito del Proyecto de Ley No. 320 de 2020 Senado que cita:

Por medio del cual se prohíbe el uso del castigo físico, los tratos crueles, humillantes o degradantes y cualquier tipo de violencia como método de corrección contra niñas, niños y adolescentes y se dictan otras disposiciones”.

Lea también: Ministro Holmes Trujillo dice que marchas del 21 de septiembre no fueron prohibidas

De acuerdo a Carrillo, es un compromiso del Estado, la sociedad y la familia poner freno a esa violencia transgeneracional que ha venido "gobernando los hogares", y que se expresa en la reproducción de los modelos de crianza fincados en el maltrato.

Para el Procurador, el castigo físico, el maltrato, los tratos y degradantes que se han ejercido y se ejercen con el pretexto de formar a la infancia en el seno familiar, se han constituido en una práctica común, y peor aún, aceptada socialmente a pesar que indudablemente se trata de una violación a los derechos humanos.

En este sentido, el jefe del órgano de control pidió aunar esfuerzos que contribuyan en la consolidación de la conciencia personal, familiar, y social donde se elimine todo tipo de tratos crueles, degradantes y humillantes sobre los niños, niñas y adolescentes.

Lea también: Policía de Bogotá reconoce que "algunos uniformados se equivocaron"

El proyecto de ley tiene como finalidad, prohibir el uso del castigo físico y demás métodos violentos de corrección utilizados por los padres, madres o adultos responsables, contra los niños, niñas y adolescentes, promoviendo la protección de los derechos fundamentales de los infantes, en cuanto a la integridad física, la salud, el cuidado y amor.