Paro nacional del 21 de noviembre
Foto: Inaldo Pérez
22 Nov 2019 10:04 AM

¿Cuál será el timonazo del Gobierno?, la interrogante que deja el paro según Ariel Ávila

El analista aseguró que el próximo será un año difícil para Iván Duque.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

Las manifestaciones de este jueves 21 de noviembre fueron las más grandes de los últimos años. El gran inconformismo social fue sin duda el principal protagonismo, el cual fue opacado por hechos de violencia, algunos muy graves como los ocurridos en la ciudad de Cali, o en Suba en el norte de Bogotá.

De cualquier forma, analistas coinciden en que se trata de un momento clave de cara al futuro del país. Uno de ellos, Ariel Ávila, de la Fundación Paz y Reconciliación, explicó en LA FM el alcance de este paro nacional.

Lea también: Minuto a minuto: La situación este viernes, tras el paro del 21 de noviembre

Ariel Ávila habla sobre el paro

0:27 5:25

De acuerdo con Ávila, la jornada deja cuatro grandes conclusiones: "Lo primero es que el paro, entre los objetivos que se propuso, fue muy exitoso, incluso antes de que saliera la primera persona a manifestarse. 48 horas antes de de las movilizaciones. el Gobierno salió a decir que no había reforma pensional, tributaria, y que sí la iban a hacer era concertada. Entonces se detuvo la intención de hacerlo".

El analista también aseguró que, pese a los intentos de algunos sectores de poltiizar el paro, este fue principalmente una expresión ciudadana: "Fue una manifestación extraño, la guerra interna en el movimiento los tiene enceguecidos, y tampoco la Alianza Verde, que ahora está pensando y gobernar y fue muy cauto. Fueron los movimientos estudiantiles, el sindicato de Fecode y otros grupos juveniles urbanos los que la lideraron".

También aseguró que "lo de Cali y Suba es muy delicado, porque ahí sí parece que hubo niveles de coordinación y organización sustancialmente altos". 

Lea también: Dos muertos en Buenaventura en enfrentamientos de manifestantes con Fuerza Pública: Mindefensa

Finalmente señaló que "la gran conclusión de la manifestación de este jueves es que como vamos, no vamos bien o a la mayoría no le gusta. El presidente Duque dijo 'estamos escuchando, vamos a dialogar, ¿cuál va a ser el timonazo que dé el Gobierno? '"

Según Ávila, el Gobierno queda muy debilitado, porque la estrategia de desincentivar la marcha no funcionó. También queda clara la situación del partido de gobierno, que se queda con dos visiones internas, una de concertación y una más radical, que le restó importancia.

Aseguró que el próximo año será difícil para el Gobierno Duque, que ahora tendrá que establecer, según comentó el presidente, espacios de diálogo. 

Lea también: Ley seca en Bogotá a partir del mediodía de este viernes

"En cuanto a reformas económicas (pensional, laboral, tributaria), será una concertación que demoraría un año. En lo respectivo a lo estudiantil, la apuesta se sube. Otro escenario posible es el el Congreso. Vamos a ver a los partidos chantajeando al presidente, que se queda sin maniobrabilidad en el legislativo, donde tendrá que hacer cambios en los ministerios", señaló el analista.

Para finalizar, Ávila cree que una escalada de las protestas similar a otros países de la región por el momento no se ve probable: "Una situación como la de Chile, al menos en lo que ha pasado, no lo veo posible. Va a depender de lo que pase en las próximas horas, pero no creo que este sea el caso".

Fuente
LA FM