1148.jpg
Enilce López - Colprensa
4 Ene 2018 06:46 AM

Así ven los candidatos presidenciales la casa por cárcel para Enilce López

Marta Lucía Ramírez, Humberto De la Calle y Gustavo Petro se mostraron contrarios a esta posibilidad.
La
Fm

Aún no cesa el debate nacional sobre la condición penal de Enilce López Romero, conocida como ‘La Gata’. Luego de que el Instituto de Medicina Legal señalara que la empresaria del chace debe seguir en prisión, se mantiene en el limbo dónde permanecerá para cumplir con los 37 años de prisión a los cuales fue sentenciada. (Lea Casa por cárcel para Enilce López busca activar redes de parapolítica: Iván Cepeda)

El debate ha sido tan profundo que al margen de las múltiples valoraciones médicas practicadas a Enilce López, lo cierto es que hay quienes consideran que no debe darse ningún tipo de prerrogativa para esta mujer.

El tema lógicamente no ha sido ajeno a los candidatos presidenciales. Varios de los aspirantes se han pronunciado sobre el posible traslado de ‘La Gata’ de un hospital a su domicilio.

La exministra Marta Lucía Ramírez dijo que “la vejez y las enfermedades producen solidaridad humana, pero jamás debe darse un mensaje equivoco y equivocado de que el crimen sí paga, ni que la impunidad es nuestro destino fatal”.

En el mismo sentido, el exministro Humberto De la Calle dijo que “bien por el fiscal Néstor Humberto Martínez al pedir examinar prisión domiciliaria para ‘La Gata’. Más allá de la discusión jurídica, hay que impedir su influencia en la política; esté presa o en su casa”.

Al respecto, el exalcalde Gustavo Petro Urrego señaló que “'La Gata’ no es empresaria, es la jefe de una banda que asesinó centenares de personas, gracias al terror amasó fortuna y compró políticos que a su vez le entregaron contratos para hacerse más rica: los contratos del chance”.

Medicina Legal señaló que ‘La Gata’ debe seguir siendo tratada en un centro médico hasta tanto se demuestre científicamente, con soportes documentales válidos, que su estado clínico ha mejorado y puede tener prisión domiciliaria.