Antanas Mockus, congresista
Antanas Mockus, congresista
Foto de Colprensa
13 Mar 2019 07:46 AM

Antanas Mockus quería estar ahí: Juanita Goebertus

La congresista se refirió a la presencia de su homólogo en el derecho a réplica de la oposición.
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

La representante a la Cámara Juanita Goebertus se refirió en LA FM a la presencia del también congresista Antanas Mockus en el ejercicio de derecho a réplica de la oposición luego de la alocución presidencial en la cual el mandatario, Iván Duque, objetó seis artículos de la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)

"Creo que hay muchísima mezquindad en esa discusión en redes sociales. Antanas es un faro moral que por supuesto sufre una enfermedad que lo afecta físicamente, pero cuyas capacidades morales están intactas", señaló la representante a la Cámara por la Alianza Verde.

Lea también: Abecé de Juanita Goebertus sobre su réplica a objeción de la Ley Estatutaria de Iván Duque 

"Y fue él quien, usando sus palabras, dijo 'nosotros tenemos que ser los generales que rodean a Juanita como si fuera una alocución presidencial'. Fue decisión de él querer estar ahí y rodearme en un primer ejercicio de este derecho de la oposición a responder a una alocución presidencial", agregó al congresista.

Mockus se ha referido en varias ocasiones a su enfermedad de Párkinson, la misma que suscitó todo tipo de comentarios una vez él salió junto a opositores del gobierno en el derecho a réplica. "Del Párkinson he aprendido que uno tiene un cerebro que es un aparato delicado con cantidad de miles de conexiones que si fallan le empieza a uno a temblar el cuerpo o a quedarse congelado. Me acuerdo que la primera neuróloga que me vio me dio un consejo que hasta ahora estoy empezando a aplicar, es decir, 10 años más tarde. Me dijo que cuando me quedara congelado girara", le dijo a la revista Semana.

Lea también: Congreso no tendría competencia para objetar la JEP, asegura oposición

"De pelado era un poco tartamudo, entonces esto es como recuperar en parte la infancia. La gente dice no hable de eso, no subraye eso, pero yo lo saco a bailar. El Párkinson es un señor que de vez en cuando saco a bailar y que me ayuda, me da pistas sobre qué es voluntario y que no es. Ahora tengo una clase de canto con una frecuencia de dos o tres veces al mes. El canto me ayuda mucho, hablar pasito me ayuda montones. La gente me entiende y no tartamudeo cuando hablo así. Regalos de la vida", agregó el congresista.