Alicia Arango, ministra de Trabajo
Alicia Arango, ministra de Trabajo
Foto de Colprensa
24 Mayo 2019 08:06 AM

Alicia Arango dice que se cansó de presiones para nombrar a Olga Lucía Velásquez superintendente

La jefe de la cartera de Trabajo no lo hizo y el presidente Iván Duque tomó una decisión, dada su negativa.

La ministra de Trabajo, Alicia Arango, manifestó su malestar por las presiones que, aseguró, recibió para que nombrara a Olga Lucía Velásquez, excongresista liberal, como nueva superintendente de Vigilancia y Seguridad. 

Según se conoció, Samuel Moreno, exalcalde de Bogotá condenado y detenido por el carrusel de la contratación, envió la hoja de vida de Velásquez al Ministerio de Trabajo, teniendo en cuenta que ella trabajó con él. Desde entonces, aseguró la ministra, le llegaron todo tipo de presiones para que Velásquez fuera nombrada en el cargo. 

Ella se rehusó a hacerlo y, coincidencialmente con su decisión, el presidente Iván Duque le quitó la potestad que tenía de nombrar a la persona que asumirá como superintendente de Vigilancia y Seguridad. De inmediato le entregó esa responsabilidad a Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior, quien tendrá que definir si Olga Lucía Velásquez, parte de la administración de Samuel Moreno en el escándalo del carrusel de la contratación en Bogotá, entra o no al gobierno del presidente Iván Duque. 

En diálogo con LA FM, la ministra de Trabajo, Alicia Arango, dijo que el presidente es Iván Duque y que él decidirá si la nombra o no. También dijo sentir un descanso ahora que no tendrá esa responsabilidad. Sobre una posible renuncia al cargo, ahora que se rebeló, la jefe de la cartera no quiso pronunciarse. 

Olga Lucía Velásquez es liberal, amiga del presidente Iván Duque y muy cercana también al expresidente César Gaviria, quien recientemente se reunió con el mandatario con el propósito de hablar de varios temas, entre ellos posibles reformas a la Jurisdicción Especial para la Paz. 

Escuche a Alicia Arango, ministra de Trabajo