Cultivos en el Departamento del Quindío
Archivo RCN Radio Quindío
13 Sep 2018 08:07 AM

Agricultores advierten graves daños ambientales si regresa el glifosato

Apicultores en el Quindío piden retirar los agroquímicos.
Jéssica Paola
Arias Higuita
@jeca9104

El apicultor César Delgado, uno de los mayores productores de miel de la región, argumentó que los herbicidas y algunos agroquímicos que contienen ciertos elementos como el glifosato y las famosas bombas de los agrónomos están propiciando la muerte de abejas en el territorio.

Todos los que sean plaguicidas o herbicidas son nocivos para las abejas y otros polinizadores como las mariposas, pero lo que más nos afecta es el principio activo que contiene fipronil, teniendo en cuenta que las fumigaciones aumentan en el verano y no se tienen precauciones cuando están los huertos florecidos”, explicó.

El productor de miel explicó que en temporada de intenso calor les ha tocado trasladar los panales a zonas de tierra fría o con temperaturas menores como los municipios de la cordillera y bosques, ya que la mayoría de cultivadores aprovecha para aplicar todo tipo de químicos.

Los apicultores se unieron al llamado nacional de retirar el glifosato y seguir con campañas pedagógicas con los agrónomos.

Pasarán muchos años para que la gente, en especial, los agrónomos tomen conciencia de la aplicación de los plaguicidas”, manifestó el apicultor.

Estamos produciendo con muchos problemas y pedimos a las casas que venden plaguicidas más prudencia, ya que no solo mueren las abejas sino que afectan todo el equilibrio de la zona, mariposas, murciélagos, colibríes que contribuyen a la polinización.

Otros gremios del campo se pronunciaron

Voceros cafeteros del Quindío advirtieron sobre un daño ambiental muy grande ante la posibilidad de que regrese la erradicación de plantaciones de coca utilizando glifosato.

Roberto Suescún manifestó que los caficultores sí utilizan este elemento para acabar con la maleza, pero de forma controlada y máximo una vez al año. Explicó que el manejo del químico se hace manual y sin utilizar elementos aéreos.

“Acabar con 220 mil hectáreas de coca en Colombia es un proceso muy complejo que puede traer perjuicios para el medio ambiente”, indicó Roberto Suescún.

El líder cafetero del municipio de Córdoba, zona cordillerana del Quindío, invitó a estudiar otras posibilidades como los controles biológicos, que consisten en aplicar a la coca hongos e insectos que podrían disminuir de alguna manera los cultivos de coca.

Fuente
Sistema Integrado de Información