Santrich2.jpg
Jesús Santrich / Colprensa y LA FM
26 Abr 2018 04:34 PM

Traslado de Jesús Santrich a Hospital El Tunal fue acordado con médicos de La Picota  

Según informó el Inpec, el exjefe guerrillero salió caminando de la cárcel y accedió a ir al centro asistencial para evitar una descompensación médica.
La
Fm

Según el más reciente reporte médico entregado por el Inpec sobre el estado de salud de Jesús Santrich, en la última valoración médica se le sugirió al exguerrillero ser llevado a un hospital para evitar una descompensación por inanición.

Así pues, el Inpec procedió el traslado de forma preventiva con el aval de Santrich.

El exjefe guerrillero abandonó las instalaciones de la cárcel caminando por sus propios medios y los chequeos a los cuales fue sometido en el Hospital El Tunal fueron autorizados por el mismo Jesús Santrich.

En los reportes diarios que el Inpec presenta conforme se verifica su condición de reclusión, los médicos de la cárcel La Picota indican que Santrich ha perdido aproximadamente cinco kilos por no consumir alimentos. Además, presenta serios síntomas de debilidad.

En igual sentido, el Instituto de Medicina Legal había evaluado médicamente a Santrich y también certificó un estado de salud estable pero con debilidad. En esa oportunidad el director del Instituto, Carlos Valdés, afirmó que los exámenes fueron realizados por solicitud del director de la cárcel.

“Por solicitud del director de la cárcel La Picota, el Instituto valoró al señor Santrich y lo encontró debilitado, como corresponde a una persona que está en anorexia voluntaria. Pero hasta el momento solo hemos recibido una única solicitud para tal procedimiento”.

El Inpec se encuentra a la espera de un nuevo reporte sobre la condición de salud de Jesús Santrich, en el que se explique cuál va a ser el tratamiento a seguir. Al parecer, en los últimos días, el exjefe guerrillero le había solicitado al Inpec y a la dirección de la cárcel que le permitiera ser examinado por un médico de las Farc. 

Jesús Santrich se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 9 de abril, cuando la justicia de los Estados Unidos ordenó su captura en el marco de un proceso penal por presunto narcotráfico.