Santos-Andrade-LAFM-Colprensa.jpg
Presidencia de la República / Colprensa
16 Ene 2017 06:47 AM

Santos dio instrucciones a director de la ANI para que entregue todas las actas de reuniones con Odebrecht

Según el presidente Juan Manuel Santos, las autoridades deberán investigar si funcionarios de la actual administración están involucrados en irregularidades con la empresa brasileña.
La
Fm

El presidente Juan Manuel Santos le dio instrucciones al director de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, pára que le entregue a la Fiscalía todas las actas y registros de los contratos que se suscribieron con la empresa Odebrecht.

“Le he dado la instrucción al doctor Andrade, director de la ANI, para que entregue todas las actas de las reuniones relacionadas con el contrato cuestionado; la lista completa de quienes participaron en la definición del modelo financiero y contractual del proyecto; todos los correos electrónicos de la entidad, y el registro completo de las llamadas recibidas o enviadas desde cualquier teléfono de la ANI, además de cualquier otra información que llegare a pedir la Fiscalía”, dijo el primer mandatario.

Además, le pidió al Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, que encuentre si hay funcionarios de la ANI involucrados con el pago de sobornos por parte de la empresa brasileña.

“Señor Fiscal –por la transparencia que ha sido símbolo y queremos que siga siendo símbolo de la ANI–, le pido que se aclare a la mayor brevedad si alguno de sus funcionarios estuvo involucrado en la recepción de coimas”, pidió el mandatario.

Asimismo, Santos aseguró que hasta ahora no se ha comprobado que un funcionario público de su Gobierno haya estado involucrado en este caso, pero pidió que se investigue hasta el fondo.

“Hasta ahora ningún funcionario de mi gobierno ha sido señalado de haber sido sobornado por Odebrecht, pero si llegara a haberlo, ¡que le caiga todo, todo el peso de la ley!”, sostuvo el jefe de Estado.

Aunque no nombró al expresidente Álvaro Uribe, Santos aseguró que, en su Gobierno, ningún funcionario o miembro de su familia ha sido investigado por corrupción.

“Ninguno de mis altos funcionarios ha sido condenado o seriamente acusado de algún acto de corrupción. No tengo –y espero no tener jamás– a ninguno de mis más cercanos colaboradores en la cárcel por corruptos".