Exgobernador de Santander podría estar involucrado en irregularidades de contratos
RCN RADIO
6 Oct 2021 08:51 AM

Richard Aguilar fue llamado a juicio por recibir sobornos para entregar contratos

El exgobernador habría recibido millonarios soborno para entregar contratos de obras de infraestructura.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

La Fiscalía General radicó el escrito de acusación en contra del exsenador Richard Aguilar, procesado por presuntamente exigir millonarios sobornos para la entrega de contratos de infraestructura cuando fungió como Gobernador de Santander (2012-2015). 

En contexto: Tribunal Superior de Bogotá ratifica que exsenador Richard Aguilar deberá seguir detenido

En el escrito de acusación se vincula a Aguilar con haber direccionado la contratación de obras civiles y del Plan de Alimentación Escolar (PAE) para favorecer a un grupo amigos, familiares y particulares que se comprometieron a pagar dádivas para resultar beneficiados.

Richard Aguilar deberá responder en juicio por los delitos de concierto para delinquir, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación.

Lea además: Richard Aguilar fue recluido en el mismo batallón en el que se encuentra su papá

El entonces senador fue capturado el pasado 27 de julio por orden de la Corte Suprema de Justicia que avaló las declaraciones de varios exfuncionarios de la Gobernación de Santander que detallaron la forma en cómo se adelantó la contratación pública durante la administración de Aguilar.

En otras noticias judiciales: Gustavo Bolívar tiene su esquema, pero no quiere asumir costo de peajes y gasolina: UNP

En el documento, que fue radicado ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General advierte que el entonces gobernador construyó una “empresa criminal” para direccionar la entrega de contratos, saltándose por completo los principios de contratación pública.

A un grupo de participares le cobró el 10% del valor total de cada obra o proyecto adjudicado. Para “analizar” y “desviar” las propuestas, el Gobernador constituyó un comité asesor con varios de sus subalternos para garantizar que los contratos fueran ajustados y quedaran en manos de las personas que él recomendaba.

Con el fin que resultara más efectiva la entrega de contratos, designó a dos personas de su entera confianza como secretaria de Infraestructura y director de Gestión de Infraestructura.